{"multiple":false,"video":[]}

La respuesta comienza con un nombre clave: Neil Harbisson. El artista y músico irlandés criado en Cataluña, nació con acromatopsia, es decir, solo ve en blanco y negro. Lo que cualquiera podría considerar una discapacidad, fue para él una oportunidad: con la ayuda de un ingeniero electrónico creó un aparato que le permite identificar colores mediante sonidos.

El eyeborg, como bautizó a su invento, consta de un sensor de color acoplado al extremo de una antena que envía información a un chip instalado en la nuca de Harbisson. Este sistema percibe las frecuencias que emiten los colores, y las transforma en impulsos audibles que él percibe por vía ósea en el cráneo.

De esta forma, distingue los colores a través de notas musicales, una capacidad a la que llamó sonocromatismo y que le permite pintar cuadros que plasman la música y hacer retratos sonoros.

Harbisson se transformó en el primer cyborg en ser reconocido por un gobierno, en este caso, el de Reino Unido, que le permitió aparecer con su eyeborg en la fotografía del pasaporte. También creó una fundación que ayuda a otras personas a convertirse en cyborgs. Bajo el eslogan “diséñate a ti mismo” la organización trabaja para crear tecnología que sirva como una aplicación al cuerpo, como una prótesis.

Allí trabaja junto a la bailarina Moon Ribas, que desarrolló y se implantó un sensor sísmico en el brazo. Con él, puede percibir todos los temblores y terremotos del planeta a través de vibraciones que traduce en coreografías.  La artista catalana es indicada por los medios como la primera mujer cyborg.

 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias