Habilitan nuevo punto de vacunación en el Estadio Nacional (04:51)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsTIh9zwwH","duration":"00:04:51","type":"video","download":""}}

A más de un año del inicio de la pandemia, son más de 2.4 millones de personas que han fallecido a causa del SARS-CoV-2 en el mundo.

Los últimos datos entregados por la Universidad de John Hopkins, indican que en el mundo se ha registrado, hasta este viernes 19 de marzo, 110.409.967 contagios de COVID-19.

Debido a esto, los actuales planes de vacunación masiva que están implementando varios gobiernos son importantes. De hecho, son más de 188 millones de dosis que, hasta la fecha, se han administrado en todo el planeta.

Lee también: Estudio sostiene que algunas personas pueden escuchar y responder preguntas mientras sueñan

Es por ello que Wayne Koff, jefe del Proyecto de Vacunas Humana, y Seth Berkley, lidera la alianza mundial de vacunas Gavi, indicaron que aunque la pandemia por COVID-19 está lejos de terminar, pero con las herramientas que se poseen ahora se le puede poner fin y comenzar la campaña más rápida de inmunización.

Eso sí, advierten que “los coronavirus más virulentos y mortales están esperando entre bastidores. Por lo tanto, el mundo necesita una vaca universal contra el coronavirus”.

Lee también: Estudios sugieren que vacunas de Pfizer y Moderna pueden proteger contra variantes del COVID-19

¿Qué es el SARS-CoV-2?

El SARS-CoV-2 pertenece a un grupo diverso de virus, de los cuales hay miles, y se caracterizan por su apariencia de corona, la cual proviene de las proteínas en forma de espiga que salpican en las superficies.

Este virus es capaz de infectar una amplia gama de animales, desde murciélagos y pangolines, hasta cerdos y visones.

Diferentes grupos de coronavirus

La comunidad médica y científica sabe que hay cuatro coronavirus que causan resfriados comunes en los seres humanos, e históricamente se les ha considerado de baja prioridad para su investigación.

Eso cambió en 2002, cuando ocurrió un brote de SARS.CoV-1 que mató a 8 mil personas, representando una tasa de mortalidad de un 10%. En 2012, el brote del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV) tuvo una tasa fatal de 34%.

Lee también: Científico descubre un método para prevenir la muerte súbita cardíaca

Para los autores señalan que hay una posibilidad de que otros coronavirus salten la barrera de contagio de especie, la poca eficacia de las vacunas se debe a la “migración humana, el crecimiento de la población y el cambio climático que ha acelerado la propagación”.

Señalan en su estudio publicado en la revista Science, que las supercomputadoras de alto rendimiento pueden ayudar a identificar nuevo “antígenos”, es una proteína viral clave que induce a respuestas inmunitarias. Esto significa utilizar la base de datos de secuencias genéticas del coronavirus para modelar como evolucionaran y con ese resultado diseñar nuevas vacunas.

Este debe ser un esfuerzo mundial. Se necesita una hoja de ruta para establecer las cuestiones científicas fundamentales, así como un marco para la financiación y el intercambio de información, datos y recursos”, dijeron los científicos.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias