Imagen referencial

Probablemente en más de una ocasión a alguno o alguna le han medido la presión en uno de los brazos. Un nuevo estudio reveló que una diferencia significativa entre las mediciones de ambos brazos podría ser una señal de advertencia respecto a la salud.

Un nuevo metaanálisis de 24 estudios globales publicado en la revista Hypertension, sostuvo que esta variación en la lectura de la presión arterial sistólica, o máxima, entre ambas extremidades está relacionada con un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o morir.

Lee también: ¿Adiós papas fritas? Consumir alimentos ultraprocesados aumenta en un 58% el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca

Los pacientes que requieren un control de la presión arterial ahora deben esperar que se controle en ambos brazos, al menos una vez”, sostuvo en un comunicado el Dr. Chris Clark, profesor de la Universidad de Exeter y autor principal de la investigación.

Los investigadores señalaron que las diferentes pautas internacionales aconsejan a los profesionales de la salud realizar mediciones en ambos brazos a la hora de evaluar el riesgo cardiovascular en un paciente. Sin embargo, recalcaron que esto es “ampliamente ignorado”.

Imagen referencial

La presión arterial mide la fuerza de la sangre en las paredes de los vasos sanguíneos a medida que el corazón bombea, y se calcula en unidades de milímetros de mercurio (mmHg). La lectura sistólica es la cantidad máxima de presión en las arterias y la diastólica es el valor más bajo en una lectura cuando el músculo cardíaco está en reposo entre latidos.

Mientras que la presión arterial sistólica alta en un solo brazo indicaría la presencia de hipertensión, una variación significativa de ella en ambas extremidades indicaría un estrechamiento o rigidez de las arterias, lo que afectaría el flujo sanguíneo.

Lee también: Cardiólogos aseguran que el corazón de Maradona medía el doble que el de una persona normal

El grupo de científicos sostuvo que estas alteraciones arteriales serían el marcador de riesgo adicional respecto a un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o muerte prematura.

“(Esta investigación) nos dice que cuanto mayor es la diferencia en la presión arterial entre los brazos, mayor es el riesgo cardiovascular, por lo que es fundamental medir ambos para establecer qué pacientes pueden tener un riesgo significativamente mayor“, concluyó el Dr. Clark.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias