La depresión y el estrés podrían afectar la eficacia de la vacuna contra el COVID-19 (08:29)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVGCSQ6hY8","duration":"00:08:29","type":"video","download":""}}

Aproximadamente 1,7 millones de personas han muerto a nivel mundial debido al COVID-19. Es por ello que, buscando comprender mejor al virus, varios expertos están realizando detallados estudios  en todo el planeta.

Médicos bolivianos, que viven y trabajan a más de 3,6 mil metros de altitud sobre el nivel del mar, presentaron una investigación en la que explican cómo el COVID-19 y la altitud atribuyen a un grave compromiso pulmonar progresivo. El concepto presentados en el estudio es la neumólisis (neumo=pulmón, lisis=destrucción).

Lee también: La depresión y el estrés podrían afectar la eficacia de la vacuna contra el COVID-19

El Dr. Gustavo Zubieta, co-autor del estudio, explica que la intrusión del SARS-Cov-2 al cuerpo reduce de manera gradual el área de intercambio de gases del pulmón, lo que termina por inflamar los alvéolos y alterar la función pulmonar.

Además, explican que la hipoxemia, bajo nivel de oxígeno en la sangre, extrema que han experimentados los pacientes con COVID-19 ha llevado a los médicos a utilizar ventiladores siendo la única forma de mejorar la oxigenación. Sin embargo, el uso de altas presiones e pulmones frágiles y parcialmente destruidos puedes producir peores resultados.

Lee también: Transfusión de plasma convaleciente reduce un 48% los casos graves de COVID-19

¿Qué relación tiene la nemólisis y la altitud?

Los autores postulan que los residentes en grandes alturas padecen de una enfermedad conocida como “enfermedad crónica de la montaña”, la cual su proceso de mecanismo de compensación es igual al que presentan los pacientes COVID-19 que sobreviven a la neumólisis aguda. Recuperarse de este estado da como resultado fibrosis irreversible en los pulmones. 

El tejido dañado es inútil para el intercambio de gases, por lo que la compensación se puede lograr generalmente aumentando la cantidad de glóbulos rojos, quienes transportan oxigeno desde los pulmones a todas las partes del cuerpo.

Finalmente, explican que es importante una administración rápida de oxígeno, ya que de esa forma se puede reducir la formación de un edema de tipo EPA, edema pulmonar de altitud, y un exceso de trabajo cardiopulmonar. Postulan que se podría utilizar la hormona eritropoyetina, encargada de aumentar naturalmente la producción de glóbulos rojos, además de proteger el cerebro, el corazón y lo vasos por una posible hipoxia.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias