Imagen referencial

(CNN) – Nuevos datos muestran que la primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech contra el COVID-19 “proporciona altos niveles de protección contra infecciones y enfermedades sintomáticas“, manifestó Public Health England (PHE) en un comunicado.

El estudio Siren de PHE se llevó a cabo en trabajadores de la salud menores de 65 años y encontró que una sola dosis de la vacuna redujo el riesgo de infección en un 72% después de tres semanas, mientras que dos la redujeron en un 85%.

Lee también: ¿El fin de una teoría? FDA expone que es poco probable que el COVID-19 se transmita desde alimentos o envases

El alto nivel de protección se extendió a la variante de coronavirus B.1.1.7 identificada por primera vez en Reino Unido. “Estamos viendo un efecto muy fuerte en la reducción de cualquier infección: asintomática y sintomática”, manifestó la Dra. Susan Hopkins, directora de respuesta estratégica en PHE.

También se analizaron datos de más de 12 mil pacientes sintomáticos, los cuales mostraron que una dosis de la vacuna fue 57% efectiva contra la enfermedad sintomática en personas mayores de 80 años cuatro semanas después aplicada. Esto aumentó al 88% una semana luego de la segunda dosis.

Los datos también demostraron que las personas inoculadas que se infectan posteriormente tienen muchas menos probabilidades de morir o de ser hospitalizadas. Los mayores de 80 años contagiados tras vacunarse tenían un 41% menos de posibilidades de ser internadas y un 57% menos de morir.

“La buena señal es que, en general, estamos comenzando a ver una disminución en las hospitalizaciones y muertes en los grupos de edad vacunados y al menos algunas son atribuibles al programa de vacunación”, señaló la Dra. Mary Ramsay, jefa de inmunización en PHE.

La experta advirtió que, a pesar de las señales alentadoras, “aún no sabemos cuánto reducirán estas vacunas el riesgo de que las personas transmitan COVID-19 a otras“, y agregó que las personas inoculadas deben continuar con la permanencia en pedidos a domicilio.

Ramsay sostuvo que los hallazgos “refuerzan la política de dar esa dosis única a más personas para evitar más muertes y más ingresos de vez en cuando y luego volver más tarde y obtener la segunda dosis que les dará una protección más duradera“.

Caída sustancial de los ingresos hospitalarios

En otro estudio sobre el efecto de las inyecciones de Pfizer y Oxford-AstraZeneca en la comunidad, el lanzamiento de la vacuna COVID-19 se relacionó con una caída sustancial en el riesgo de ingreso al hospital debido a esta enfermedad Escocia, país que fue investigado específicamente.

Los expertos compararon los ingresos hospitalarios entre los que habían recibido su primera dosis y los que no. Para la cuarta semana tras recibir la dosis inicial, la vacuna Pfizer y la de Oxford-AstraZeneca redujeron el riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19 hasta en un 85% y un 94% respectivamente.

Lee también: COVID-19: Datos demuestran que temperaturas más bajas conducen a mayores contagios

El estudio preliminar, que aún no ha sido revisado por pares, es el primero en analizar el efecto de las dos vacunas en la prevención de enfermedades graves que resultan en hospitalizaciones en todo el país, y los resultados de eficacia anteriores provienen de ensayos clínicos.

Los investigadores analizaron los datos de cada semana entre el 8 de diciembre y el 15 de febrero. Durante este período, se administraron 1,14 millones de vacunas y el 21% de la población escocesa recibió una primera dosis, según un comunicado de la Universidad de Edimburgo.

Lee también: Expertos explican qué ocurre con los niveles de inmunidad luego de un contagio por COVID-19

Entre las personas de 80 años o más, uno de los grupos de mayor riesgo, la vacunación se asoció con una reducción del 81% en el riesgo de hospitalización en la cuarta semana, al ser combinados los resultados de ambas inoculaciones.

Estos resultados son muy alentadores y dan grandes razones para ser optimistas con el futuro. Ahora tenemos evidencia nacional, en todo un país, de que la vacunación brinda protección contra las hospitalizaciones por COVID-19″, sostuvo el investigador principal Aziz Sheikh, director del Instituto Usher de la Universidad de Edimburgo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias