Imagen referencial

(CNN) — Los medicamentos que se usan típicamente para tratar la artritis reumatoide pueden ayudar a los pacientes con COVID-19 críticamente enfermos en las unidades de cuidados intensivos, sostuvo un nuevo estudio.

Sin embargo, los expertos advierten que se necesita más investigación antes de que se comiencen a usar ampliamente, porque otra investigación encontró que una de estas medicinas no ayudó a que los pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19 mejoraran significativamente.

Lee también: “Este hallazgo nos alienta”: Anticuerpos contra el COVID-19 pueden proteger contra una reinfección durante meses

Los dos estudios se publicaron en el New England Journal of Medicine este jueves. Los medicamentos reducen la inflamación y los médicos esperan poder ayudar a los pacientes a recuperarse de la abrumadora respuesta inmune que a veces desencadena el nuevo coronavirus.

“Los pacientes se recuperaron más rápido”

La investigación que mostró una mejoría entre los pacientes incluyó datos sobre más de 800 adultos críticamente enfermos hospitalizados con COVID-19 en unidades de cuidados intensivos entre el 9 de marzo y el 19 de noviembre en seis países.

El equipo de investigadores encontró que los pacientes que recibieron cualquiera de los medicamentos para la artritis reumatoide, tocilizumab o sarilumab, experimentaron significativamente menos días sin necesitar soporte orgánico en comparación con los que recibieron tratamientos estándar.

Los datos mostraron que los pacientes que recibieron tocilizumab tuvieron un promedio de 10 días sin necesitar soporte orgánico y los que recibieron sarilumab 11 días. Los participantes que no recibieron ninguno de los fármacos requirieron ventilación mecánica constante.

Lee también: Expertos de Oxford estudian la opción de crear una pastilla como vacuna contra el COVID-19

Los investigadores encontraron que el 27% de quienes recibieron cualquiera de los medicamentos murieron en el hospital versus con el 36% de los que recibieron atención estándar. “Eso es un gran cambio en la supervivencia”, dijo Anthony Gordon, investigador principal del ensayo.

También vimos que los pacientes se recuperaron más rápidamente (…) Estaban mejorando y podían ser dados de alta de la UCI más rápido, y eso fue en promedio y cada paciente es ligeramente diferente”, detalló Gordon, quien es profesor del Imperial College de Londres.

A pesar de que el nuevo estudio sugiere que el tratamiento con tocilizumab y sarilumab puede mejorar los resultados de los pacientes con COVID-19 en estado crítico, los investigadores anotaron que algunos estudios separados anteriormente no encontraron ningún beneficio con el tocilizumab.

Imagen referencial

“Ensayos anteriores incluyeron pacientes menos graves y excluyeron a quienes ya recibían asistencia respiratoria (…) en ellos, ninguna evidencia clara sugirió que el tocilizumab fuera eficaz para prevenir la progresión de la enfermedad, y no se observó ningún beneficio en la supervivencia”, escribieron los expertos.

El segundo estudio publicado en el New England Journal of Medicine también este el jueves encontró que el tocilizumab no ayudó a los pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19 a mejorar “significativamente” o reducir sus probabilidades de morir.

El tratamiento es bien tolerado, dicen los investigadores, y sus datos sugieren que los pacientes posiblemente se beneficiaron del medicamento al ser estadías más cortas en el hospital o en las unidades de cuidados intensivos, aunque se necesita más investigación para saberlo con certeza.

“Es menos probable que necesite un ventilador en el futuro si ingresa en el hospital (…) Aunque no encontramos una mejora significativa en el estado clínico” sostuvo el Dr. Ivan Rosas, del Baylor College of Medicine y autor principal del estudio.

Lee también: Expertos advierten que pérdida del olfato y gusto a causa del COVID-19 puede durar hasta 5 meses

Un editorial que se publicó junto con los dos nuevos estudios señaló que varios factores podrían explicar por qué un ensayo mostró mejoría con tocilizumab, que pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la interleucina-6, mientras que otro estudio no mostró mejoría.

Las diferencias entre los estudios incluyen la gravedad de la enfermedad de los pacientes, el momento en que se administró la medicina y los otros tipos de tratamiento que los pacientes podrían haber recibido, como corticosteroides, escribieron tres especialistas en el editorial.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias