Imagen referencial

(CNN) – Los niños que están expuestos al humo del tabaco tienen una mayor probabilidad de tener presión arterial alta, encontró un nuevo estudio publicado en la revista JAMA Network Open.

Los investigadores encontraron que el 6% de los menores que estuvieron expuestos al humo de este elemento tenían presión arterial alta en comparación con el 4% de los niños que no estuvieron expuestos.

El estudio definió la exposición al tabaco como un niño que informa que fuma, vive con un fumador o tiene niveles de cotinina sérica, la cual mide la exposición reciente a la nicotina, superior a 0,05 microgramos por litro.

Lee también: El humo de la marihuana poseería las mismas toxinas dañinas presentes en el del tabaco

Los datos se obtuvieron de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de 2007 a 2016. De los 8.520 niños de 8 a 19 años que fueron encuestados, 3.690, o el 43%, habían estado expuestos al humo del tabaco.

El alto porcentaje de niños expuestos es preocupante, manifestó la Dra. Karen Wilson, jefe de Debra y Leon Black de la división de pediatría general en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai.

“Creemos que el tabaquismo está disminuyendo cuando, de hecho, la tasa de fumadores adultos está disminuyendo, pero es probable que los niños sigan estando expuestos“, manifestó Wilson, quien no participó en el estudio.

Imagen referencial

Esa exposición puede crear un efecto dominó de consecuencias negativas que persisten hasta la edad adulta, recalcó la autora del estudio, la Dra. Rebecca Levy, investigadora en el Centro Médico Montefiore en Bronx, Nueva York.

La presión arterial alta también podría ser un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y otras condiciones más adelante en la vida, dijo. Una de las formas de abordarla en los niños es dándoles medicamentos, pero “nadie quiere tener que darle a un niño medicamentos para ello”, enfatizó.

La pandemia podría estar empeorando

Desde que comenzó la pandemia, Wilson detalló que ha escuchado informes sobre un mayor consumo de tabaco y marihuana en interiores. Esto podría aumentar la cantidad de niños que están expuestos, tanto por sus padres como por sus vecinos, si es que viven cerca de otros.

“Si alguien no puede salir a fumar un cigarrillo porque está en cuarentena o encerrado por COVID-19 es más probable que fume en su apartamento o en su casa“, explicó Wilson, quien dijo esperar que los espacios cerrados hagan que los padres sean más conscientes con cuento fuman cerca de sus hijos.

Cómo proteger a los niños

La autora del estudio sostuvo que los padres y madres deben aprovechar este tiempo de pandemia como una oportunidad para educar a sus hijos e hijas sobre los efectos negativos del tabaquismo y alentarlos a resistir la presión de los compañeros y cercanos.

Lee también: ¿Guardaban tabaco? Revelan contenido de vasijas mayas encontradas en 2012

Asimismo, recalcó que los cuidadores y cuidadoras que quieren proteger a sus hijos del humo de tabaco de segunda mano deberían considerar dejar de fumar porque es “lo mejor que pueden hacer por su propia salud y por la salud de ellos“.

Hay una multitud de recursos para los fumadores que quieren dejar de fumar, agregó, como la terapia de reemplazo de nicotina y otros medicamentos. Precisó que cree que la clave para ayudar a los menores a no estar expuestos en el futuro es reducir la tasa general de tabaquismo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias