El cerebro humano no se detiene, ni siquiera al dormir. De hecho, durante el sueño profundo la actividad neuronal no es mucho menor que en la vigilia.

Un estudio de la Universidad de Northwestern demostró que una siesta reparadora puede reactivar la memoria y ser clave para aquellos que suelen olvidar los nombres de las personas. El experimento se realizó con 24 participantes de entre 18 y 31 años, a quienes se les pidió que memorizaran los rostros y los nombres de 40 personas de una clase de historia.

Lee también: Cómo la forma de dormir de nuestros antepasados podría ayudarnos hoy

Después del ejercicio de aprendizaje, los participantes se echaron una siesta mientras los investigadores monitoreaban la actividad cerebral a través mediciones de EEG (electroencefalograma que permite medir la actividad eléctrica del cerebro).

Cuando los participantes se encontraban en la fase N3 (sueño muy profundo), algunos de los nombres fueron repetidos suavemente junto con música asociada a las clases. Al despertar, se les volvió a evaluar para reconocer las caras y recordar el nombre que acompañaba a cada cara.

El equipo descubrió que para los participantes del estudio con medidas de EEG de “sueño interrumpido”,  la reactivación de la memoria no ayudó e incluso empeoró. Para aquellos que no despertaron con el sonido en esta fase, la reactivación condujo a una mejora relativa con una media casi 1,5 puntos por encima, por lo que la clave se encuentra, según los autores, en llegar a un sueño profundo continuo.

“Es un hallazgo nuevo y emocionante porque nos indica que la forma en que se reactiva la información durante el sueño para mejorar el almacenamiento de la memoria está relacionada con un sueño de alta calidad“, afirma Nathan Whitmore, autor principal e investigador en un comunicado.

Lee también: ¿Insomnio? La marihuana no es una aliada del sueño: Descubre por qué

Las etapas del experimento.

Los investigadores planean abordar muchas preguntas interesantes sobre la interrupción del sueño y su calidad a partir de estas pruebas. El trabajo acaba de ser publicado en la revista NPJ: Science of Learning.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias