Este martes, la Universidad de Oxford anunció que detuvo un ensayo pediátrico de su vacuna contra el COVID-19, elaborada junto a AstraZeneca, a la espera de una revisión del regulador de medicamentos de Reino Unido tras casos de coágulos de sangre en adultos inoculados.

“Si bien no hay problemas de seguridad en el ensayo clínico pediátrico, esperamos información adicional sobre su revisión de casos raros de trombosis/trombocitopenia que se han informado, antes de administrar más vacunas en el ensayo”, manifestó a CNN un portavoz.

Lee también: Fábrica en Baltimore presentó problemas de calidad: Johnson & Johnson indicó que no afectará la entrega de dosis

El ensayo comenzó a mediados del mes de febrero y su objetivo final es probar esta inoculación en más de 200 menores, cuyas edades varían entre los 6 y 17 años. Los expertos de Oxford recalcaron que no hay problemas de seguridad y que esperarán la respuesta del regulador para seguir vacunando.

Esta interrupción da un nuevo revés a la inoculación, aclamada inicialmente por su aporte a la lucha contra la pandemia, luego de que diferentes países restringieran sus uso tras informes de serios problemas médicos en personas vacunadas.

Lee también: Alemania restringe el uso de AstraZeneca en personas menores de 60 años

Hasta el momento, y según reportó BBC, siete personas han muerto en Reino Unido a causa de raros coágulos de sangre tras recibir la vacuna de AstraZeneca. Se espera que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) entregue los resultados de sus informes el miércoles o jueves de esta semana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) igualmente está estudiando los casos recientes junto a otros reguladores. Por su parte, Oxford detalló que los padres y niños participantes del estudio “deben seguir asistiendo a todas las visitas programadas y pueden comunicarse con los sitios de prueba si tienen alguna pregunta”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias