Referencial Pixabay

(CNN) – La pandemia tuvo un impacto significativo y negativo en las mujeres embarazadas y sus bebés, según una revisión global de 40 estudios publicada en The Lancet, la cual encontró que los mortinatos y muertes maternas aumentaron en casi un tercio.

Hubo un aumento de casi seis veces en los embarazos ectópicos, es decir, cuando el óvulo fertilizado crece fuera del útero, entre enero de 2020 y enero de 2021, encontró la revisión que involucró a 17 países. Los embarazos ectópicos no tratados pueden causar hemorragias potencialmente mortales.

Lee también: Científicos encuentran anticuerpos en placentas de madres embarazadas que contrajeron COVID-19

Los investigadores de la Universidad St. George de Londres determinaron que muchos de estos problemas pueden deberse a la falta de acceso a la atención médica durante la pandemia.

Los hospitales estaban sobrecargados con pacientes contagiados con el nuevo coronavirus y algunas mujeres pueden haber sido reacias a ir al médico, preocupadas por estar expuestas al COVID-19.

El estudio también encontró que la cantidad de mujeres que informaron síntomas de depresión aumentó, según seis de los 10 estudios que evaluaron los investigadores. Las tasas de ansiedad materna también fueron más altas.

A nivel mundial, la única tasa que no cambió mucho es el número de nacimientos prematuros. Los datos agrupados de países de ingresos más altos mostraron una reducción del 10% en esta cifra, aunque no está claro el por qué.

Lee también: Estudio asegura que vacunas COVID-19 entregan protección a mujeres embarazadas y lactantes recién nacidos

A menudo, con el parto prematuro, no se identifica la causa. El Dr. Erkan Kalafat, coautor del estudio, sostuvo que espera que lo que aprendieron sobre el parto prematuro durante este estudio lleve a los investigadores a comprenderlo mejor.

“Tenemos una oportunidad sin precedentes de aprender de las experiencias de la pandemia de COVID-19 para planificar un futuro de atención de maternidad inclusiva y equitativa en todo el mundo“, dijo Kalafat, miembro de la Universidad de Koc en Turquía.

Este estudio no encontró ningún cambio real en la cantidad de personas que informaron otras complicaciones relacionadas con el embarazo como presión arterial alta o diabetes gestacional y la pandemia no pareció cambiar la cantidad de cesáreas realizadas o la tasa de embarazos que debieron ser inducidos.

Lee también: THC de la marihuana puede permanecer hasta 6 semanas en la leche materna

Sin embargo, la actual crisis global sí tuvo un impacto desproporcionadamente negativo en las madres y bebés que vivían en países de ingresos bajos y medios. “La interrupción causada por la pandemia ha provocado muertes evitables“, dijo la autora principal, la Dra. Asma Khalil.

“Instamos a los encargados de formular políticas y a los líderes de la atención médica a que den prioridad a la atención de maternidad segura, accesible y equitativa dentro de la respuesta estratégica a la pandemia y sus secuelas“, recalcó Khallil, quien es profesora en la Universidad St. George de Londres.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias