VIDEO RELACIONADO - Francisco Pereira: Los neuroderechos en Chile (10:55)
{"multiple":false,"video":{"key":"b49EntJeVX","duration":"00:10:55","type":"video","download":""}}

La relación o influencia de la demencia con el comportamiento de conducción ha sido un tema bastante estudiado por la comunidad científica. Esto porque a medida que la neurodegeneración conduce a un deterioro cognitivo se observan diferentes comportamientos en la conducción.

Sin embargo, esta nueva investigación realizada por la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, propuso explorar si las técnicas de aprendizaje automático se podrían utilizar para identificar patrones en los datos de conducción para luego detectar un deterioro cognitivo leve (DCL) o demencia.

Para ello, el equipo utilizó los datos del novedoso estudio a largo plazo llamado LongROAD (investigación longitudinal sobre el envejecimiento de los conductores), el cual rastreó casi tres mil conductores mayores durante cuatro años. 

Lee también: Investigación: Soledad en hombres de mediana edad se asoció a un mayor riesgo de padecer cáncer

Durante el estudio, 33 personas fueron diagnosticadas con DCL y 31 con demencia. Luego se entrenó a una serie de modelos de aprendizaje automático con los datos de LongROAD, para detectar estas enfermedades neurodegenerativas a partir de sus conductas al conducir.

“Basándonos en las variables derivadas de los datos de conducción naturalistas y las características demográficas básicas, como la edad, el sexo, la raza/etnia y el nivel educativo, podríamos predecir el deterioro cognitivo leve y la demencia con un 88% de precisión“, indicó Sharon Di, autora principal del nuevo estudio.

El equipo señaló que la edad de los voluntarios fue el factor número uno para detectar estas enfermedades, además de seguir de cerca una serie de variables de conducción, que incluye:

  • El porcentaje de los viajes recorridos dentro de los 25 km desde casa.
  • La duración de los viajes, ida y vuelta.
  • Minutos por viaje y número de eventos de frenado brusco con las tasas de desaceleración ≥ 0,35 g.

Lee también: Tratamiento de la depresión: Científicos descubren fármaco de tipo psicodélico que no causa alucinaciones

Indican que incluso utilizando solo las variables de conducción, los modelos aún podrían predecir qué conductores tienen DCL o demencia con un 66% de precisión.

Con estos resultados preliminares, esperan en un futuro monitorear constantemente los patrones de conducción mediante una app de teléfono inteligente o un software dentro del automóvil con el objetivo de detectar tempranamente el deterioro cognitivo antes que los síntomas clínicos se hagan evidentes.

“Si se validan, los algoritmos desarrollados en este estudio podrían proporcionar una herramienta de detección novedosa y discreta para la detección temprana y el tratamiento del deterioro cognitivo leve y la demencia en los conductores mayores”, comentó Guohua Li, autor principal del estudio.

La investigación fue publicada en la revista Geriatrics.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias