{"multiple":false,"video":{"key":"jqjXrtsqr","duration":"00:01:37","type":"video","download":""}}

La vacuna italiana contra el COVID-19, desarrollada por la farmacéutica ReiThera, tiene una fuerte respuesta inmunitaria y durante sus ensayos clínicos no dio cuenta de ningún efecto secundario importante.

Esta inoculación pronto podría fabricarse en el país, ya que la Universidad de Chile (UCh) anunció este jueves un convenio con ReiThera para abrir un Centro de Biotecnología y Producción de Vacunas en Parque Carén.

Lee también: Cuba comienza a inocular contra el COVID-19 a niños de tan solo dos años con su vacuna local

Estamos pensando en la producción de 100 millones de dosis anuales y en 5 productos biofarmacéuticos distintos que podemos hacer desde aquí”, manifestó Ennio Vivaldi, rector de la casa de estudios.

La futura planta multipropósito tendrá una superficie de 7000 m2 y una capacidad instalada de 4.400 litros para las etapas iniciales de producción de inoculaciones, sin considerar el envasado.

“Esperamos poder iniciar la construcción idealmente a fines de enero-febrero y eso va a tomar entre 9 a 12 meses incluyendo la calificación y aprobación del ISP. Por lo tanto, hacia finales del 2022 podríamos estar produciendo“, sostuvo Carlos Saffie, director de Innovación de la UCh.

Lee también: Investigación: El veneno de una víbora brasileña podría ayudar a combatir el COVID-19

Inglaterra, Australia y Senegal también trabajan en este tipo de alianzas público-privadas. Según los expertos, nuestro país también cuenta con las condiciones para desarrollar la industria biotecnológica, incluyendo avances contra el cáncer.

Flavio Salazar, vicerrector de investigación y desarrollo de la UCh, manifestó a Futuro 360 que el país “durante muchas décadas, quizás un siglo o más, tuvo capacidad de producir vacunas para su propia población”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias