(CNN) – Un nuevo estudio reveló que, a diferencia de lo que se cree, la vitamina C y el zinc no ayudan a combatir el COVID-19, ni siquiera en dosis altas. Este es el primer ensayo clínico aleatorizado para probar estos suplementos bajo supervisión médica.

A pesar de su uso popular para combatir o disminuir la gravedad de los resfriados virales y la gripe, el nuevo estudio, publicado el viernes en JAMA Network Open, encontró que los dos suplementos no eran beneficiosos para las personas que padecen el nuevo coronavirus.

Lee también: Ensayo clínico indica que la vitamina D no protege contra los resfriados y la gripe

De hecho, los hallazgos fueron tan poco impresionantes que el estudio se detuvo antes de tiempo. “Desafortunadamente, estos dos suplementos no estuvieron a la altura de sus expectativas“, escribieron la Dra. Erin Michos de John Hopkins y el Dr. Miguel Cainzos-Achirica de Houston Methodist.

El ensayo clínico administró altas dosis de cada suplemento solo y en combinación a tres grupos de adultos que se estaban recuperando del virus en casa. Un cuarto grupo recibió atención estándar, como reposo, hidratación y medicamentos para reducir la fiebre, pero no suplementos.

Imagen referencial

“El gluconato de zinc (zinc) en dosis altas, el ácido ascórbico (vitamina C) o ambos suplementos no redujeron los síntomas del SARS-CoV-2“, según el cardiólogo de la Clínica Cleveland, Dr. Milind Desai, y un equipo de la Clínica Cleveland.

Además, las dosis altas provocaron efectos secundarios en pacientes que tomaron los suplementos. “Se informaron más consecuencias adversas (náuseas, diarrea y calambres estomacales) en los grupos de suplementos que en el grupo de atención habitual”, escribieron Michos y Cainzos-Achirica.

Suplementos populares

La vitamina C es un antioxidante reconocido y juega un papel esencial en el apoyo al sistema inmunológico. Aunque no se ha demostrado que prevenga enfermedades, otras investigaciones han encontrado que puede acortar los resfriados en un 8% en adultos y en un 14% en niños.

Sin embargo, tomar más de 2 mil miligramos de ella al día puede causar acidez, calambres estomacales, náuseas, vómitos, diarrea y dolores de cabeza. La cantidad diaria promedio recomendada de vitamina C es de 75 miligramos para mujeres adultas y de 90 miligramos para hombres.

Lee también: ¿Te sangran las encías? Puede ser señal de una falta de vitamina C en la dieta

Por su parte, el zinc puede ayudar a la capacidad de las células para combatir las infecciones, según el estudio, “mientras que hay evidencia de que la deficiencia de zinc aumenta las citoquinas proinflamatorias y disminuye la producción de anticuerpos”.

¿Pero qué significa eso en la vida real? Si se toma dentro de las 24 horas posteriores a los primeros signos de un resfriado, el zinc puede reducir la duración de un resfriado en solo un día, según una revisión de 13 estudios .

Lamentablemente, consumir más de 40 miligramos de zinc al día pueden provocar sequedad en la boca, náuseas, pérdida del apetito y diarrea, además de que puede tener un desagradable sabor metálico.

La investigación continúa

Los científicos seguirán explorando el uso de vitaminas y suplementos en el tratamiento del COVID-19. Investigadores de EE.UU. y China están usando dosis intravenosas de vitamina C para determinar si podría ayudar a las personas con insuficiencia respiratoria lo suficientemente grave como para ponerles un ventilador.

Además, se están realizando más estudios para ver si COVID-19 se puede prevenir con suplementos como las vitaminas C y D y el zinc. Sin embargo, según este estudio, el uso de estos suplementos para acortar la duración parece ser inútil.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias