{"multiple":false,"video":{"key":"czowC9rB4b8","duration":"00:03:16","type":"video","download":""}}

Si bien a lo largo del tiempo siempre ha habido un panel sobre el agua en el Congreso Futuro, nunca había sido tan urgente como hoy. Estamos atravesando la mayor sequía de la historia de Chile, pero ha quedado a la vista la falta de políticas públicas de adaptación y de mitigación frete a la escasez hídrica.

Cuando registramos la peor sequía en toda la historia de Chile, hay una polémica debido al rechazo registrado en el Congreso sobre legislar sobre el agua y sus usos en el país.

Lee también: Racionamiento de agua inminente: La sequía afecta cada vez más a la Región Metropolitana

Todo en medio del convulsionado ambiente social y frente a anuncios de posibles cortes del suministro para su racionalización en regiones como la de Valparaíso.

Hay una clara desarticulación respecto a la estrategia, lo que hay es una negativa a discutir sobre cómo protegemos las aguas y cómo protegemos a las personas“, comenta Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile.

23 votos a favor y 12 en contra. Ese fue el resultado de la votación en la Cámara Alta del Congreso para la idea de consagrar el agua como un bien de uso público y garantizar su acceso como derecho humano. Esto, porque no se alcanzaron los dos tercios de la votación, ya que eran necesarios los 29 votos a favor.

La iniciativa que se tramitó precisamente por 11 años fue, finalmente, rechazada.

Es una mala señal que no podamos decir el agua es un derecho humano y tiene este rango de mayor a nivel constitucional”, comentó la senadora Isabel Allende (PS).

En tanto que su par de RN, Francisco Chahuán, sostiene que “es altamente necesario generar una regulación donde se establezcan sus prioritarios para el agua”.

Sequía que va de la mano con una desertificación, la que actualmente deja a 1 millón 400 mil personas sin agua potable en Chile. Y ya hay regiones donde se sufren otras consecuencias.

Así lo comenta Rocío Espinoza, directora de la Fundación Amulen, quien detalla que “la IV región prácticamente 11 de las 15 comunas están con una brecha hídrica alta, es decir mas del 40% de la oferta se consume en el territorio y tenemos alta vulnerabilidad en esas comunas”.

En tanto que Asun añade que “57% se utilice para forestales, el 37% para uso agrícola y otros grupos adicionales, como la minería, también consuman agua, que entre el 2% al 5% del agua potable se utilice para el consumo humano, obliga a discutir”.

Situación aún más compleja al saber que ocupamos el puesto número 18 a nivel mundial como país expuesto a inconvenientes por la falta de agua.

Lee también: Una ciencia cada vez más cercana a los ciudadanos

El agua para los que la ocupan, el agua para el consumo humano y para quienes le dan un uso producto, no a la especulación, por eso hemos incrementado el costo de la patente por uso de agua“, explica el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

Habrá que esperar un año más para volver a discutir sobre la materia, a menos de un anuncio presidencial, en días donde la palabra racionalización del recurso debido a la escasez parece más cerca de lo que pensamos.

Es una carrera contra el tiempo. Algunos, incluso buscan que el debate del agua sea central en la inminente discusión por una nueva Constitución.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias