{"multiple":false,"video":[]}

En una época en que cada vez dependemos más de la tecnología y los dispositivos electrónicos, estamos bajo la constante amenaza de piratas y hackers. 

Por eso, la seguridad digital se vuelve imprescindible para proteger la poca vida privada que nos queda. En un intento de colaborar a la ciudadanía, la revista estadounidense Wired elaboró una pauta para cuidarnos de los ciberataques:

 

1.CONTRASEÑAS: son una primera línea de defensa contra muchos males de internet, pero pocas personas son conscientes de eso. Generalmente a causa de la mala memoria, suelen usar palabras y combinaciones fáciles o, pero aún, repetirlas. ¿Cómo mejorar?

  • Usa un administrador de contraseñas. 1Password o LastPass, crea claves fuertes y únicas para todas tus cuentas.
  • El largo importa más que la complejidad. Lo ideal es usar entre 12 y 25 caracteres.
  • Distribuye los caracteres especiales o mayúsculas. Si usas todo al comienzo o al final de la combinación, será muy fácil para el hackear.
  • No la cambies. Mientras más tiempo tienes una contraseña, eres menos susceptible de olvidarla y caer en patrones que facilitan el robo.
  • No reutilices contraseñas. 
  • No confíes en tu buscador. Puede ser agradable que complete la contraseña por ti, pero se la deja fácil al que entre sin permiso.
  • Suma un segundo nivel de protección. Puede ser el envío de un código a través de SMS con Google Authenticator. No es perfecto, pero ayuda.

 

2.SEGURIDAD BÁSICA PARA TU SMARTPHONE: puedes tomar algunas medidas rápidas y sencillas para realizar grandes mejoras en la seguridad de su dispositivo móvil. No eliminan todos los riesgos, pero son una base sólida para cualquier propietario de teléfonos inteligentes.

  • Establece un PIN poderoso. Si tu equipo lo permite, usa la huella digital o el escaneo facial. Esos mecanismos pueden ser engañados, pero requieren mayor esfuerzo.
  • Actualiza tu sistema operativo y aplicaciones. 
  • Usa la app store que te corresponda. Google Play Store para Android y Apple Store para iOS. No elimina riesgos de descargas maliciosas, pero los disminuye. Utiliza aplicaciones con buenas calificaciones.
  • Limita los permisos. Tus dispositivos y sus aplicaciones tienen una serie de herramientas para definir los accesos. El mundo interconectado no es tan rosa como parece, por lo que es importante delimitarlos a lo estrictamente necesario.

 

3.PHISHING: sigue siendo un clásico de los hackers. Las cosas gratis o los premios increíbles no tienen gran desarrollo técnico, pero basta y sobra para captar la atención de las víctimas y obtener su click.

  • Analiza el contexto. Deja actuar tu instinto. Un correo que no esperas recibir, un texto mal escrito o una oferta increíble tienen altas probabilidades de ser malwares.
  • Recuerda lo básico. Mantén un backup de tu información, usa varios niveles de autenticación, cierra las cuentas que ya no usas, utiliza contraseñas robustas.
  • Conócete a ti mismo. El phishing se basa en el abuso de los instintos primarios: curiosidad, confianza y miedo. Por eso es importante pensar con la cabeza fría cuando te enfrentes a mensajes que te provoquen esas sensaciones.

 

4.CONTROL PARENTAL: sí, hay routers y software que permite a los padres limitar el acceso de su hijo a internet. Pero es más importante crear un marco mental que ayude a mantener a los niños seguros y les enseñe a protegerse.

  • Ajusta según se necesite. Los gustos son tan diversos como niños hay en el mundo, pero los expertos recomiendan seguir pautas mínimas como respetar la edad de ingreso a RR.SS, es decir, 13 años (según la Children’s Online Privacy Protection Rule), Aunque muchos padres dan su consentimiento para crear las cuentas, el hecho de mentir sobre la edad, dicen, es la peor práctica para enseñar a usar correctamente el internet.
  • Sé un ejemplo. Incluye a lo niños. Si pasas mucho tiempo frente a tu celular o el computador, no exijas lo contrario.
  • Comuníquense. No dejes que el internet sea su refugio. Tú debes estar al tanto de lo que ocurre y de lo que necesita tu hijo.

 

5.DOXING: Este concepto es relativamente nuevo, pero no la práctica. El doxing ocurre cuando alguien divulga información personal de otra persona a modo de venganza. Los consejos para evitarlo son sencillos.

  • Googléate. Revisa qué hay, qué se dice sobre ti en los buscadores.
  • Menos es más. Anexar la ubicación o etiquetar a personas en tus fotografías y mensajes a través de las redes no hace sino entregar en bandeja tu vida a los ciberacosadores.
  • Denunciar. Si resultas afectado con esta práctica, denuncia inmediatamente a la red social.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias