{"multiple":false,"video":{"key":"oVseDd4mlo","duration":"00:00:57","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Perros con sentido magnético – (00:57)

Tienen un sentido de la dirección sencillamente, envidiable. Incluso en lugares desconocidos a ellos, nuestras mascotas tienen una habilidad para encontrar atajos o una mejor ruta. 

Pero esa capacidad es toda una incógnita y por eso científicos checos, decidieron investigar logrando encontrar evidencia que los caninos pueden sentir y navegar usando el débil campo magnético de la Tierra. 

Ese antecedente permitiría sumar a nuestros fieles compañeros al selecto grupo de animales con una habilidad conocida como “magnetorrecepción”. Sin embargo, los procesos tras ésta capacidad de ubicación, continúan siendo desconocidos. 

Los científicos siempre han sospechado que el llamado mejor amigo del hombre contaba con este talento, pero nunca se estudió con tanto detalle como ahora. 

Cuando cazan, algunos perros simplemente recrearán sus pasos, usando senderos de olores para guiarse (ésto se conoce como tracking), pero otros, utilizan una habilidad totalmente diferente para volver al punto de dónde partieron, a la que los investigadores llamaron Scouting. 

Lee también: ¿Realmente los perros ven sólo en blanco y negro?

¿Cómo la descubrieron?

Los investigadores concluyeron que los perros tienden a defecar y orinar en sintonía con un eje norte-sur, sugiriendo que son capaces de sentir el campo magnético del planeta. Ahora, un estudio similar encontró más evidencia de dicha característica. 

Los científicos usaron información de GPS y registros de vídeo de cámaras equipadas en perros. Allí observaron el comportamiento de 27 perros de caza, de 10 diferentes razas conocidas por poder volver al mismo punto fácilmente. Todo esto en un total de 62 locaciones diferentes. 

Entre 2014 y 2017, los perros realizaron más de 600 pruebas, en las cuales salieron a cazar para volver con sus humanos posteriormente.

Analizando sólo los eventos de scouting, descubrieron que los perros que fueron a buscar el olor de un animal, comenzaban sus retornos con una carrera de 20 metros (aproximadamente) a lo largo del eje norte-sur, sin importar donde se encontrara su dueño. 

Lee también: Estudio asegura los perros pueden beneficiar el desarrollo psicológico de los niños

Los autores del estudio bautizaron este fenómeno como “carrera de compás”. Y sospechan que esto puede ser una forma en que los perros ajustan sus sensores magnéticos antes de emprender su viaje. 

Debido a que los bosques donde se llevaron a cabo las pruebas eran desconocidos para los perros, no habían esencias reconocibles o familiares que pudieran seguir. También el ambiente evitaba el paso del viento o la luz; por lo que se presume las mascotas debieron usar el campo magnético de la Tierra como un marco de referencia. 

Considerando todas estas variables, los autores argumentaron que los perros de caza parecen usar de forma efectiva la magnetorrecepción para volver donde sus dueños. Lo que sin duda, también es cuestionable, debido a la gran cantidad de canes que se pierden o no logran reconocer el retorno a un lugar conocido. 

Dicha habilidad existe en muchas más especies de las que creemos. Incluso nosotros, los humanos, también podamos usarla. Las moléculas tras ésta impresionante habilidad, conocidas como magnetorreceptores, han sido encontrada en aves, primates y osos.

Aún así, las investigaciones sobre éste “sexto sentido” siguen siendo pocas, por lo que diferentes científicos a lo largo del mundo están comenzando a indagar en las influencias del campo magnético en los seres vivos. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias