{"multiple":false,"video":{"key":"czjKgxJxxie","duration":"01:12:42","type":"video","download":""}}

Tres premios Pritzker se dieron cita en Santiago para la primera conversación dedicada especialmente a la arquitectura en el Congreso Futuro.

El arquitecto japonés, Ryue Nishizawa y la arquitecta en al Universidad de Mujeres de Japón, Kazujo Sejima, expusieron acerca de diversos proyectos de vanguardia en su país.

Más tarde fue el turno del destacado arquitecto chileno, Alejandro Aravena, quien entregó varios conceptos sobre su trabajo con su oficina Elemental. Un diagnóstico claro fue el que todos los presentes pudieron conocer respecto a la sobrepoblación en los grandes centros urbanos, tendencia que en la actualidad continúa en fuerte alza.

1.000.000 de personas a la semana se trasladan a las ciudades, sostiene Aravena.

“Si no encontramos una manera de solucionar esta ecuación, las personas no van a dejar de venir, van a venir igual. Es una pregunta muy difícil de solucionar”, reconoce el arquitecto.

Mira también: La realidad es una alucinación: La aplaudida charla de Anil Seth donde refutó el “pienso, luego existo” de René Descartes

Aquello, afirma, podría crear una “bomba de tiempo” que podría significar la saturación de las ciudades producto de la cantidad de personas que se mudan hacia las grandes urbes, provocando problemas políticos, sociales, ambientales y de seguridad.

“Normalmente construimos ciudades sectorialmente”, argumentó, precisando además que el desafío es construir una ciudad vivienda, infraestructura, espacio público, transporte y edificios gubernamentales de forma coordinada con el mundo político.

Aravena expuso el caso de Quinta Monroy, la forma propuesta desde Elemental para conjugar terrenos en la periferia de la ciudad (más baratos) y espacios construidos económicamente que permitan a una familia de clase media vivir cómodamente.

Según expuso, 80 metros cuadrados son requeridos para eso, pero los gobiernos actualmente entregan la mitad frente a la incapacidad del Estado de financiar construcciones más amplias.

Mira también: Rosane Oliveira: “Si todo el mundo fuera vegano, podríamos ahorrar hasta un 75% de la tierra de cultivo del mundo”

Así, explicó que las viviendas sociales de Quinta Monroy responden a su propuesta de “vivienda progresiva”, que canaliza las necesidades de las familias de vivir en espacios más grandes que los que actualmente son entregados para esos fines. A través del diseño, resuelven uno de los problemas centrales para este tipo de casas: son de 40 metros cuadrados, pero son las mismas personas quienes pueden ampliar sus viviendas para llegar a los 80 metros cuadrados.

Además, reafirmó que se necesita trabajar estrechamente con los gobiernos en cambios legislativos para que los arquitectos logren contribuir, a través del diseño, a mejorar el funcionamiento de las ciudades y las condiciones de vida de las comunidades en sus territorios.

Revisa toda la ponencia en el video adjunto.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias