La sequía ha causado estragos en algunos cultivos nacionales. Así también se ha evidenciado que el cambio climático ha generado impacto en algunas especies en cuanto a su reproducción y sobrevivencia.

Es por esto que un grupo de investigadores de la Universidad de Chile evalúan la posibilidad de producir en Chile el amaranto, un alimento originario de México que podría hacer frente a estas condiciones adversas. El grano, similar a los cereales, tiene dos propiedades fundamentales que provocarían su adaptación en el sector agrícola: es resistente al estrés hídrico y tiene un alto valor nutritivo.

Un proyecto del Fundación para la Innovación Agraria (FIA), analiza el cultivo de cuatro especies de este superalimento en zonas de las regiones de Valparaíso, Maule y Metropolitana.

“El amaranto botánicamente no es un cereal, pero sus granos son muy similares a un cereal. Tiene una alta cantidad de proteína y de aminoácidos. Es un grano seco y chico que se consume reventado. Es un alimento muy saludable, porque la proteína te genera saciedad, pero también por la sensación de su consistencia”, explica la académica del Departamento de Producción Agrícola de la Universidad de Chile, Cecilia Baginsky, quien lidera este proyecto.

Leer también: Superalimentos surgen como alternativa ante los efectos del cambio climático

En esta investigación cultivarán el Amaranto en diferentes niveles de estrés hídrico y así evaluar su respuesta, resistencias, mejor fecha de siembra y rendimiento. Hasta el momento, esta evaluaciónse ha hecho en las localidades de Longotoma de la región de Valparaíso, Alhué en la Metropolitana y Colbún en el Maule. 

“De las cuatros especies de amaranto, nos quedamos finalmente con dos variedades. Ahora esas dos seleccionadas tienen dos años de estrés hídrico, en el cual van a tener un riego especial hasta la floración, y luego se somete a estrés. Una no se va a regar, otra al 40%, otra al 60% y otra al 100%, de forma paralela en las tres zonas”, explica Baginsky. Agrega también que es una alternativa rentable para los agricultores.

Según lo que afirma la investigadora, una vez que el amaranto se ve enfrentado a falta de agua, concentra sus componentes nutricionales como antioxidantes, por ejemplo. “Queremos ver cómo el estrés modifica esas características nutricionales y cómo puede manejar el riesgo el agricultor, de tal manera que igual pueda sacar provecho de la producción. Va a rendir menos, pero el amaranto va a resistir, va a producir flores y grano”, agrega.

Pero este vegetal también tiene otro componente importante: es capaz de adaptarse a terrenos de baja calidad y erosionados. 

Respecto a este proyecto, el director ejecutivo de FIA – entidad que financió la investigación -, Álvaro Eyzaguirre, señaló que es destacable “el rol de los alimentos que diversifica la producción alimentaria nacional, sobre todo cuando sabemos que existe un compromiso de abastecer a la comunidad haciendo frente, de forma rentable, a las adversidades climatológicas”.

También integran esta investigación los profesores Paola Silva, Marcos Garrido, Ian Hommer, Luis Morales y Nelly Bustos, quienes han trabajo estrechamente con los agricultores de las zonas investigadas

Leer también: ¿Son más sanos los productos de cultivos orgánicos? Una práctica que va en aumento en Chile y el mundo

Importancia nutricional 

El amaranto, además de las propiedades antes mencionadas, contiene un 13% de proteína en su grano y su perfil aminoácido es de excelente calidad, puesto que están representados todos los tipos. A ello se suma que tiene fibra, lo que ayuda al tracto digestivo y contiene fenoles, que le dan una capacidad antioxidante para enfermedades como las cardiacas, por ejemplo.

“El amaranto se promueve como un alimento saludable debido a su valor alimenticio y funcional. Es más alto que la mayoría de los cereales y, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera un alimento de excelente calidad proteica”, explica la nutricionista y académica del Instituto de Nutrición y Tecnologías de los Alimentos (INTA), Nelly Bustos.

También contienen una alta proporción de vitaminas E, B, B1, B2 y B3, y es una fuente rica en calcio, hierro, fósforo y potasio. Otro componente importante es que contiene serotonina, el neurotransmisor que ayuda a regular estados de ánimo y a combatir la depresión.

Para conocer recetas y más información del amaranto, o el proyecto, pueden ingresar a la siguiente página.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias