Por José Ferrada
Publicado por joseferrada

Los ajustes en el horario son tan viejos como el tiempo. Podemos ver reajustes en la hora desde los egipcios en adelante, pero no se empezó a hablar de cambios en el horario velados por un Estado desde finales del siglo XIX.

William Wallet era un ingeniero británico que en 1905 propuso que el Big Ben se adelantara dos horas. Según registros oficiales, la idea se le ocurrió cuando vio cómo los londinenses dormían más horas de las necesarias.

No obstante aquello, el profesor del MIT David Preau afirma que lo anterior no sería más que una mentira.

En su libro Apoderémonos de la luz del día, igual que el de Hudson, Preau investigó a Wallet y descubrió que la principal motivación del ingeniero era que le molestaba no tener luz al anochecer, ya que esa era la hora en la cual él culminaba sus rondas de golf.

Lee también: Científicos descubren que dormir ayuda a reparar el ADN dañado en las neuronas

En 2017 el Instituto Internacional de Economía Energética realizó un meta análisis de otros 44 estudios energéticos alrededor del mundo, con respecto al supuesto ahorro que existía con el horario de verano. Y si bien efectivamente existe, en promedio no alcanza el 0.34% del consumo regular.

Además, el poco ahorro sólo se nota en países más alejados de la línea del Ecuador, porque en países con climas subtropicales, durante el horario de verano el consumo eléctrico aumenta hasta un 2%. El norte de Chile en este caso resultaría afectado por el horario de verano

Aunque en Chile todavía no existen estudios concluyentes al respecto, en Estados Unidos ahondaron un poco más en este tema.

Por ejemplo, el Departamento de Tránsito norteamericano estimaba que los accidentes de tráfico se reducían cerca de un 2% tras el cambio al horario de verano, pero el Departamento Nacional de Estándares revisó los datos en los que se había basado esta hipótesis y encontró que ese 2% menos en verdad nunca existió.

Lee también: Facebook está trabajando en una máquina que conecte nuestros cerebros con las redes sociales

Con respecto a los delitos, es cierto que existen menos “posibles víctimas” caminando por la calle, pero el aumento de luz de día en las últimas horas no ataca los problemas reales tras la delincuencia. Las personas tienen derecho a caminar por la calle sin tener miedo a que las asalten.

Por otra parte, madrugar no aplica a todas las personas. Cada uno tiene un ciclo corporal que determina si la persona es más productiva de noche o de día. Se llama ciclo circadiano; a los que son más activos de noche se les denomina búhos, mientras que a los que se mueven más durante el día se les llama golondrinas.

Cada persona adapta sus horas de sueño pensando en su propio ciclo, aunque no lo conozca por su nombre. Pero restar una hora de sueño a las personas puede ser algo bastante más serio que simplemente andar distraídos o de mal humor.

Por ejemplo, científicos de la Universidad de Colorado descubrieron que el lunes inmediato al ajuste de horario de verano los infartos aumentaron hasta un 24%, mientras que bajaron un 21% al momento de volver al horario de invierno.

Lee también: Mariane Krause y Diego Golombek hablan sobre la utilidad de la ciencia al momento de entender nuestras emociones

Pero no sólo eso, también se cuenta la baja de productividad debido al sueño y, junto con esto, el aumento de accidentes laborales.

Los jóvenes en etapa escolar bajan su capacidad de concentración y rendimiento. Incluso aumenta el número de suicidios -sobre todo en hombres- debido a la baja de melatonina, que es una hormona que regula el sueño y por ende el descanso.

Todos estos efectos no duran todos los meses del horario, pero para que una persona se acabe de adaptar pueden pasar desde sólo una semana hasta dos meses.

La excusa tiende a ser por el ahorro energético, pero también por la cantidad de luz disponible para las personas al salir de su jornada laboral.

Lee también: Impresiones 3D ayudan a cirujanos a practicar antes de las operaciones para no cometer errores

Sin embargo, según la revista Fortune, la cadena de supermercados Seven-Eleven generó casi 300 millones de dólares más durante 7 días en los que se alargó el horario de verano en Estados Unidos.

La Unión Europea reportó que durante el horario de verano la industria dedicada al entretenimiento y al ocio aumentó sus ganancias cerca de un 3%.

Quizás es hora de que replanteemos lo que significa realmente los cambios de horario tanto para nuestro bolsillo y para nuestra salud.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias