Descubren curioso primate en el sudeste asiático - (02:00)
{"multiple":false,"video":{"key":"yerzDZVR8y6","duration":"00:02:00","type":"video","download":""}}

Un grupo de científicos realizó un peculiar experimento que podría gatillar una situación similar a la del Planeta de los Simios. 

Los investigadores empalmaron genes humanos en el cerebro del feto de un mono para hacerlo crecer sustancialmente. Y funcionó.

Expertos del Instituto de Biología Celular Molecular y Genética Max Planck y del Instituto Central de Experimentos Animales de Japón, introdujo un gen específico (llamado ARHGAP11B), en el embrión de un mono marmoset común, provocando que su neocórtex creciera.

Esta última parte fue la última del cerebro humano en evolucionar. esta capa exterior conforma más del 75% del cerebro humano y es responsable de muchas habilidades únicas del humano, incluyendo el raciocinio y el lenguaje.

Lee también: Científicos descubren 12 mil nuevas especies de microbios gracias a una nueva técnica

No mucho después de que nuestros antepasados homínidos se separaran del árbol evolutivo perteneciente a nuestros primos chimpancés, sus cerebros crecieron rápidamente – casi triplicando su tamaño en tan solo 3 millones de años. 

Los científicos creen que esto se produjo gracias a una gran cantidad de factores evolutivos, pero el gen ARGHAP11B -único de los homínidos- pudo haber hecho crecer el cerebro de nuestros ancestros, de los Neandertales y de los denisovanos. 

Este experimento fue el primero de su tipo en comprobar que la secuencia genética jugó un rol fundamental en nuestra evolución.

Lee también: Descubren personas con una mutación genética que les impide sentir el olor a pescado

“Descubrimos que el neocórtex del cerebro del marmoset común se agrando y que la superficie del cerebro comenzó a arrugarse. Su paleta corticas también mostró ser más gruesa de lo común”, aseguró Michael Heidi, principal autor del estudio en un comunicado de prensa.

Los científicos denominan a estos híbridos mono-humanos como “primates no-humanos transgénicos”.

Para no violar parámetros éticos, los expertos a cargo del experimento se limitaron a estudiar fetos, no permitiendo nacer a los primates modificados con el ARGHAP11B. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias