Cuando Manjula Sridhar entró en el quirófano de una sala de maternidad en Chennai, la capital del estado de Tamil Nadu, en el sur de India, su madre comenzó a discutir con el médico sobre una escasez de agua que amenazaba con retrasar el parto.

Sridhar recuerda que el doctor dijo que tendrían que esperar a que llegara un camión cisterna porque toda el agua del Hospital de Mujeres y Niños de Egmore se había agotado.

“Tenemos un problema en casa y tenemos un problema aquí, en el hospital. ¿Cómo podemos confiar en nuestro propio gobierno?”, dijo Sridhar.

El problema es que Chennai se ha convertido en la primera ciudad india importante en enfrentar una grave escasez de agua. Cada mañana, millones de residentes hacen fila para llenar latas y macetas de agua de camiones repartidores estatales que rondan toda la ciudad.

Lee también: Científicos detectaron sal de mesa en la superficie de una de las lunas de Júpiter

Algunos residentes obtienen su cuota racionada de agua diariamente, mientras que otros la obtienen una vez por semana. Las personas tienen que lavar los utensilios en la misma agua sucia, ahorrando algunas botellas de agua limpia para cocinar los alimentos.

Pero los servicios esenciales de la ciudad han sido los más afectados: los hospitales, las empresas y las escuelas han luchado por mantenerse a flote.

Otro hospital, a una milla de distancia, no ha podido atender a las cientos de mujeres que acuden para partos cada semana.

El quirófano del Hospital Kasturba Gandhi, para mujeres y niños, apenas tiene agua para limpiar el equipo médico, dijo Prema S., una enfermera de 30 años en la sala de maternidad. Como muchos en el sur de la India, ella usa una inicial para su apellido.

“Nunca me he encontrado con una situación como esta… a los hospitales más pequeños como el nuestro no se les da ninguna importancia”, agregó.

Te puede interesar: Criaturas que se creían extintas fueron halladas en la “Ciudad Perdida” de Honduras

Con la actual escasez de agua, las empresas de la ciudad se han visto obligadas a cerrar y no tienen más remedio que esperar a que pase la crisis.

Una línea de pequeños restaurantes en el Panteón de Chennai han cerrado sus persianas durante semanas. Una restauradora, Kathir J,. dijo que ha estado cerrado por dos semanas y que está perdiendo 5,000 rupias ($USD 72) por día.

“Solía ​​tener al menos 20-30 clientes durante el almuerzo y más durante la cena. Aquí era donde venían las personas que podían pagar una comida completa por 20 rupias ($30 centavos)”, agregó.

Crisis nacional

Cuatro embalses que suministran agua a Chennai, casi se han secado y los niveles de agua subterránea se han reducido drásticamente en los últimos años.

“Debido a que el nivel de agua en los embalses ha bajado, y debido a la menor cantidad de lluvia… ha surgido un problema con el agua potable en Chennai”, dijo el viernes el ministro jefe de Tamil Nadu, Edappadi K. Palaniswami.

Aún cuando el gobierno se esfuerza por proporcionar un suministro constante de agua a la ciudad, la gente ha aceptado que el agua corriente no estará disponible por mucho tiempo. Las familias han comenzado a llenar pequeños tanques en sus hogares y usan el agua con moderación.

“Llevo a la escuela una botella del agua que obtenemos del camión cisterna. Me siento mal porque se siente como robarle el agua a mi familia”, dijo Janani, una estudiante de 16 años en una escuela de Chennai, que no se siente cómodo compartiendo su apellido.

Lee también: Intensa y peligrosa ola de calor golpeará a Europa la próxima semana

La escasez en la sexta ciudad más grande de la India es un símbolo de una crisis que se está sintiendo en un país que lucha con una de sus olas de calor más largas, en la que murieron al menos 137 personas.

India se ha estado acercando cada vez más a una crisis de agua debilitante durante meses. Con una gestión deficiente del agua y la extracción de agua subterránea sin supervisión, los expertos dijeron que 600 millones de los 1.300 millones de habitantes de la India enfrentan una grave escasez de agua.

Según un informe publicado por Niti Aayog, un grupo de expertos administrado por el gobierno, 21 ciudades importantes, incluida Nueva Delhi, se quedarán sin agua subterránea para 2020.

“Esta crisis está impulsada por un marco legal mal definido para el agua subterránea que es propiedad de los privados y lleva a una extracción sin control. Esta crisis es más aguda en el sector agrícola indio, donde el agua subterránea representa el 63% de toda el agua de riego”, afirma informe.

Política sobre el agua

El partido opositor de Tamil Nadu, Dravida Munnetra Kazhagam (DMK) lanzó una protesta estatal el sábado. “El gobierno ni siquiera reconoce que hay una crisis de agua”, dijo Saravanan Annadurai de DMK a CNN. “Solo si reconocen que hay una crisis, podemos encontrar una solución”, añadió.

El gobierno estatal ha descartado informes de que el agua no está llegando a todos en la ciudad. “Los informes de que cada distrito no tiene agua, no son ciertos. Estamos trabajando para suministrar agua a cada distrito… no debemos hacer que el agua sea política”, dijo Palaniswami.

Te puede interesar: La Ciudad Perdida de Colombia es más antigua que Machu Picchu y casi nadie la visita

Annadurai acusó al gobierno estatal, liderado por el partido All India Anna Dravida Munnetra Kazhagam (AIADMK) y parte de la coalición gobernante del primer ministro Narendra Modi, de “rechazar los informes como una exageración de los medios y la oposición”.

Annadurai agregó que “los restaurantes han sido cerrados, los estudiantes están en escuelas donde no hay agua, a las personas que trabajan en las empresas de TI se les ha pedido que se queden en casa”.

El gobierno del estado de Tamil Nadu finalmente ha comenzado a aceptar ayuda de otros estados. Durante la conferencia de prensa del viernes, Palaniswami anunció que el estado está aceptando la oferta del gobierno de Kerala de 2 millones de litros de agua todos los días, que se enviarán por ferrocarril a Chennai.

Lee también: Astrónomos encontraron dos nuevos planetas que podrían albergar vida

Para una ciudad acostumbrada a recibir 820 millones de litros de agua cada día, esto puede ser una gota en el cubo, pero es una ayuda que los residentes de Chennai necesitan desesperadamente.

“Tengo miedo por mi hija”, dijo Sridhar. “Si ya tenemos problemas de agua ahora, ¿cómo voy a asegurarme de que ella tenga agua para beber mañana?”

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias