{"multiple":false,"video":{"key":"czoOLjf1TMs","duration":"00:03:10","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Preocupante situación en Hospital El Carmen – (03:05) 

Las cuarentenas han sido ampliamente utilizadas como una medida para contener efectivamente la pandemia de COVID-19 que está afectando a Chile y el mundo. Según expertos, este tipo de medidas se activan una vez que diferentes indicadores epidemiológicos comienzan a sobrepasar los números más esperados.

En Chile, la cuarentena se usado principalmente para frenar el contagio en sectores geográficos con un alto número de infectados activos. Posteriormente, dichas precauciones han ido cambiando dinámicamente, con la disminución de los contagiados de COVID-19 en las zonas o comunas específicas.

Sin embargo, un grupo de expertos del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Universidad de Chile, propuso un modelo de activación y desactivación de cuarentenas desde la perspectiva del costo y la eficiencia.

A diferencia del actual modelo oficial, que se ha visto aproblemado por la falta de implementos médicos, los científicos del CMM proponen tener en consideración, factores como el máximo de camas en Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) disponibles y el número total de días de cuarentena.

Lee también: El sorpresivo efecto que tiene el COVID-19 en el océano

“Es evidente que cualquier persona que tome decisiones sobre las medidas de precaución del COVID-19, busca que los números de personas en la UCI o de días de cuarentena bajen. Sabemos que esto no es fácil y por eso proponemos un modelo con una análisis más profundo”, explica el experto a cargo del estudio, Héctor Ramírez.

El modelo se basa en el índice de intercambio de pacientes en camas UCI y zonas en cuarentena; “este sería el indicador dominante y el mejor para implementar una estrategia dinámica, pues logra, al mismo tiempo, menos días de cuarentena y un peak de camas UCI menor”, apunta el informe.

“El sistema tiene en consideración el incremento diario de ocupación de camas UCI. Buscamos que este índice sea un factor de peso para la implementación de cuarentenas, ya que así prevenimos que los sectores más desprovistos de implementos médicos se contagien a través de cuarentenas que delimitan el movimiento de sus habitantes. Por lo tanto, su tasa de contagios y probables casos graves”, agrega Ramírez.

¿Cómo funciona?

El encargado del informe asegura que el modelo se pensó para aminorar la carga de los recintos médicos de los sectores con menos recursos. “Nuestra metodología propone que las activaciones de cuarentena, sean dinámicas o totales, se realicen incluyendo un indicador clave: el incremento de demanda de camas UCI. Ya que ésta es una variable completamente medible, que permite observar el fin del brote en corto y mediano plazo”.

Lee también: ¿Por qué la comunidad científica rechaza los “pasaportes de inmunidad”?

“Activar cuarentenas observando el número de contagiados por km2 de habitantes es una excelente estrategia, solo si se logra hacer seguimiento a cada uno de los contagiados. Lo que -hasta ahora- en la práctica es muy difícil”, apuntan desde CMM de la Universidad de Chile.

Es por esto que los investigadores aseguran que incorporar al modelo de cuarentena el indicador de camas UCI utilizadas es más efectivo, y puede llevar a beneficios como la evaluación del costo/efectividad del cierre y apertura de los comercios, escuelas o un eventual confinamiento en base a rangos etarios, a partir de la utilización de uno o más indicadores epidemiológicos.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias