Una gran cantidad de nieve contaminada por microplástico ha sido encontrada desde el Ártico hasta los Alpes.

Esto de acuerdo a un estudio que ha incitado a los expertos a advertir sobre la importante cantidad de plástico en la atmósfera y a demandar una investigación urgente para ahondar en los potenciales riesgos para la salud de las personas.

Según la investigación, las muestras extraídas de los témpanos de hielo del océano entre Groenlandia y Svalbar contenían un promedio de 1.760 partículas de microplástico por litro y que en Europa la cifra se elevaba a 24.600 por litro.

El trabajo muestra que el viento es una de las principales formas en que el microplástico se esparce por el mundo.

Lee también: En la comida y el agua embotellada: Consumimos por lo menos 50 mil partículas de plástico al año

Los científicos llamaron a realizar una investigación para descubrir los efectos del microplástico aéreo en la salud humana, apuntando a un estudio anterior que encontró partículas del material en tejido pulmonar canceroso.

En junio, otro estudio demostró que las personas comen al menos 50 mil partículas de microplástico al año.

Cientos de millones de toneladas de plástico son arrojadas al medioambiente todos los años, rompiéndose y formando pequeñas partículas y fibras que no se biodegradan.

Estas partículas, conocidas como microplásticos, se encuentran en todos lados, desde lo alto de las montañas hasta el fondo de los océanos y pueden transportar químicos tóxicos y microbios dañinos para la salud de la flora y fauna.

El estudio mencionado fue dirigido por la doctora Melanie Bergmann del Alfred Wegener Institute for Polar and Marine Research en Alemania.

Lee también: [Cabo de Hornos] Estudio indica que mariscos y moluscos chilenos contienen microplásticos

Bergmann afirmó que “realmente necesitamos investigar los impactos que esto podría tener en la salud humana. Hay muchos estudios siendo publicados hoy en día, pero ninguno que se preocupe de la salud de las personas, y eso es realmente raro” para The Guardian.

Además, la experta afirmó que los microplásticos deberían ser incluídos en los esquemas de monitoreo de contaminación aérea.

Anteriormente, Bergmann había encontrado 12 mil partículas de microplásticos por litro en muestras de hielo ártico, lo que hizo a la experta y a su equipo preguntarse de dónde venía la contaminación.

“Algunos se mueven a través de corriente desde las regiones más pobladas, pero el análisis de la nieve demuestra que también muchos de estos plásticos se mueven a través del viento“, agregó la experta.

“Las concentraciones de microplástico en la nieve fueron muy altas, lo que indica que hay una contaminación significativa de la atmósfera“, concluyó el estudio publicado en la revista Science Advances.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias