{"multiple":false,"video":{"key":"ydBn6iSMqXw","duration":"00:00:38","type":"video","download":""}}

Cuatro investigadores y académicos de la Universidad de Chile hacen parte del equipo de científicos que desarrolló un tipo de antena para receptores astronómicos en el rango de ondas milimétricas y submilimétricas, y lo han logrado hacer con un costo significativamente menor que el de las antenas actuales del mismo uso.

La investigación apareció en la última edición de la revista científica IEEE Transactions on Terahertz Science and Technology y fue desarrollada por ingenieros e investigadores de las Universidades de Chile y de Groningen (Países Bajos).

Lee también: Conoce a Paula Jofré, la astrofísica chilena destacada por la revista Time entre los 100 líderes innovadores del mundo

“Tradicionalmente, las antenas de bocina cónica corrugada han sido la opción principal para su uso en receptores astronómicos en el rango de ondas milimétricas y submilimétricas. Presentan un bajo nivel de polarización cruzada y una alta eficiencia de acoplamiento en el modo gaussiano fundamental. Sin embargo, este tipo de antena es difícil de fabricar, aumentando inevitablemente su precio y extendiendo el proceso de producción”, explica el documento resumen de la investigación.

Sello chileno

Son cuatro los científicos de la Universidad de Chile que durante 14 meses trabajaron en el diseño de esta innovadora antena. Las mediciones se realizaron en Países Bajos, incluidas simulaciones computacionales de alta complejidad, mientras que su construcción fue desarrollada en Chile.

Se trata de Daniel Arturo Montofré licenciado en Ingeniería Física e Ingeniería Eléctrica por la Universidad de Chile, quien actualmente aspira al doble doctorado. También es licenciado en astronomía por la Universidad de Groningen, Países Bajos, respectivamente.

Rocio Molina, también forma parte del equipo, esta científica chilena recibió el B.Sc. y M.Sc. grados en Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile. Desde 2014, ha sido Miembro Activo del Laboratorio de Ondas Milimétricas, Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile, donde ha estado involucrada principalmente en el diseño de antenas y otros dispositivos ópticos, incluida la óptica para cámaras heterodinas en ondas milimétricas.

Lee también: Paulina Assmann, la astrofísica que asume como Seremi en Ciencia de la Macrozona Centro Sur

Además, el científico Nicolás Reyes es otro de los chilenos en este proyecto. Recibió el Ph.D. Licenciado en ingeniería eléctrica por la Universidad de Chile. En 2013, se unió al Instituto Max Planck de Radioastronomía, Bonn, Alemania, como investigador postdoctoral para el Proyecto SOFIA, donde participó en instrumentación de terahercios y receptores multipixel. En 2015, trabajó en el Laboratorio de ondas milimétricas / submilimétricas, Universidad de Chile. Actualmente es Profesor Asistente en el Departamento de Ingeniería Eléctrica, Universidad de Chile.

Y el cuarto de la U. de Chile en este equipo científico es Fausto Patricio Mena quien recibió la licenciatura en Física de la Escuela Política Nacional de Ecuador. También es Licenciado en Física por la Universidad de Groningen. Actualmente es profesor asociado del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Universidad de Chile. En 2008, se mudó a la Universidad de Chile, donde cofundó el Grupo de Instrumentación Radioastronómica y el Laboratorio de Ondas Milimétricas.

Antenas para el futuro

Hemos diseñado antenas que cumplen los requisitos para ser utilizadas en futuros receptores radio astronómicos como los que usa ALMA”, explica Montofré, estudiante chileno de doble titulación del Doctorado en Instrumentación Astronómica de la Universidad de Chile y del Instituto Kapteyn de Astronomía de la Universidad de Groningen, Países Bajos, reseña el Centro de Astrofísica y tecnologías Afines.

El equipo también lo integran los científicos Andrey Khudchenko, Ronald Hesper y Andrey M. Baryshev del Instituto Astronómico Kapteyn, Universidad de Groningen, Países Bajos.

Lee también: “La danza de las antenas”: ALMA, el radio telescopio más avanzado del mundo

El proyecto utilizó la Banda 6 del rango milimétrico/submilimétrico (211-275 GHz), la cual es hoy en día una de las más importantes del radio interferómetro ALMA. “Con esta banda se han obtenido grandiosas imágenes del cosmos, tales como la primera captura en la historia de un agujero negro. Por otro lado nuestra contraparte europea está trabajando en un nuevo receptor de Banda 6. Si todo sale bien nuestras antenas podrían ser utilizadas en dichos receptores astronómicos”, concluye Montofré.

Los equipos también serán más económicos que la tecnología vigente, por lo que de paso podrían tener aplicaciones comerciales tales como cámaras de seguridad capaces de ver a través de objetos físicos y sistemas de comunicación altísima velocidad”, afirma Rocío Molina, ingeniera del Laboratorio de Ondas Milimétricas del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile e investigadora del Centro de Astrofísica CATA.

Volviendo al tema comercial Molina indica: “En el laboratorio estamos convencidos que la innovación es algo clave y buscamos adherirlo a cada uno de nuestros proyectos, hoy las aplicaciones potenciales son las cámaras de seguridad, pero en un futuro no muy lejano podrían sumarse más sólo hay que tener paciencia, ya que contamos con capital humano”.

La investigación original está publicada en IEEE Advancing Technology for Humanity.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias