Fue encontrado a lo largo del costado del camino de un antiguo pueblo minero australiano. En el pasado, Wedderburn era un punto de congregación para prospectores, y ocasionalmente sigue siéndolo, pero nadie nunca había encontrado un material como éste.

El meteorito de Wedderburn, descubierto al noreste del pueblo en 1951, era un trozo de 210 gramos de roca espacial que cayó del cielo. Durante décadas, los científicos trataron de descifrar sus secretos, lo que un grupo de investigadores acaba de revelar.

En un estudio dirigido por el Caltech mineralogist Chi Ma, un grupo de expertos analizó el meteorito de Wedderburn y verificó la primera ocurrencia natural de lo que llaman “edscottita”: Una rara forma mineral de carburo de hierro que nunca había sido encontrado en la naturaleza.

Como los orígenes del meteorito de Wedderburn eran desconocidos, la distintiva roca de color rojo y negro ha sido examinada por una gran cantidad de equipos de investigación, tanto que sólo un tercio del espécimen original sigue intacto, resguardado en el Museo Victoria en Australia.

Lee también: Fotógrafo logra captar los verdaderos colores de la Luna por primera vez en la historia

El resto se ha ido en cortes, extraídos para analizar los materiales que componen al meteorito. Dichos análisis han encontrado rastros de oro y hierro, junto con minerales más raros como kamacita, schreibersita, taenita y troilita. Ahora podemos añadir a la edscottita a esa lista.

El descubrimiento de este elemento, nombrado así en honor al experto en meteoritos y cosmoquímico quien lo identificó, Edward Scott de la Universidad de Hawaii, es importante porque esta aleación de elementos nunca se había visto ocurrir de forma natural.

Lo que se hace aún más relevante, ya que la génesis natural es un prerrequisito para que los minerales sean reconocidos como tales por la International Mineralogical Association (IMA).

La versión sintética de esta “cementita” se ha conocido durante décadas, ya que es una fase que se produce en el derretimiento del hierro.

Pero gracias al nuevo análisis de los geofísicos de Chi Ma y de Alan Rubin de la UCLA, la edscottita es un miembro oficial de los minerales de IMA.

Lee también: Victoria Paz: “Chile tiene alrededor del 50% de las reservas mundiales de litio”

“Hemos descubierto de 500 a 600 mil minerales en el laboratorio, pero menos de 6 mil se han generado de forma natural”, afirma Stuart Mills, curador de geociencias del Museo Victoria para The Age.

Por ahora no se sabe cómo esta edscottita terminó a las afueras de Wedderburn, pero de acuerdo al astrónomo Geoffrey Bonning de la Universidad Nacional de Australia, el mineral pudo haber sido formado en el caluroso y presurizado centro de un planeta antiguo.

Hace mucho tiempo, este extinto productor de edscottita, pudo haber sido víctima de algún tipo de colisión cósmica colosal; involucrando otro planeta, una luna o un asteroide. Según Bonning, esto lo habría hecho estallar, mandando a volar fragmentos a través del tiempo y el espacio.

Según la teoría, millones de años después, uno de estos trozos cayó en la Tierra, a las afueras de Wedderburn, ampliando nuestro conocimiento del universo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias