Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, demostraron que es posible usar células madre humanas para funcionalmente curar la diabetes en ratos en tan solo un par de semanas.

El tratamiento mantiene a la enfermedad a raya por al menos 9 meses y en el caso de algunos de los animales de laboratorio, el método sirvió hasta por un año.

El trabajo publicado en Nature Biotechnology, se construye en investigaciones previas realizadas por el equipo. El grupo se enfocó en el uso de células madre pluripotentes, las cuales pueden tomar la forma de cualquier tipo de celda humana que se les pida.

Usaron dicho material biológico para generar células beta pancreáticas, conocidas por secretar insulina, la hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre. Las personas con diabetes no producen la insulina suficiente como para poder regular de buena forma su cuerpo.

Lee también: Tecnología, prevención y tratamientos: Las enfermedades crónicas en Chile

Se les indujo una diabetes severa a los ratones usando una sustancia conocida como estreptozocina. Luego, las células humanas fueron implantadas en los animales y exitosamente comenzaron a controlar los niveles de azúcar en la sangre de los roedores, funcionalmente curando la enfermedad.

“Estos ratones padecían de diabetes muy severa, con altos niveles de azúcar en la sangre que rondaban entre los 500 miligramos por decilitro de sangre, niveles mortales para una persona”, aseguró el doctor Jeffrey R. Millman, profesor asistente de Medicina e Ingeniería Biomédica a cargo del estudio en un comunicado.

“Cuando le entregamos las células secretoras de insulina a los ratones, dentro de dos semanas su niveles de glucosa en la sangre volvieron a la normalidad y se quedaron así por muchos meses“, agregó.

El elemento clave de ésta investigación es la producción de células secretoras de insulina a través de sus pares madre. Realizar dicha proeza también aumenta el riesgo de desarrollar tipos de unidades biológicas de tipos no requeridos por accidente.

Lee también: Estudio revela una estrecha relación entre la flora intestinal, obesidad y diabetes

El equipo construyó una nueva técnica basada en el citoesqueleto de actina, los andamio de las células. Este sistema entrega y transcribe las pistas bioquímicas de las unidades biológicas y mejorando su entendimiento de cómo ésto funciona, los científicos encontrar un método más eficientes para producir las células deseadas.

“En éste estudio establecimos el enlace entre el estado del citoesqueleto de actina y la expresión de los factores de la transcripción pancreática que conducen el linaje de la especificación pancreática“, escribieron los autores en el paper según IFL Science.

Aún así, el tratamiento aún está en desarrollo y se necesitarán grandes cantidades de pruebas clínicas antes de que pueda ser utilizado en humanos.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias