Si quieres encontrar un restorante, Google Maps hace un muy buen trabajo.

Usando el sistema de posicionamiento global (GPS), el gigante informático puede encontrar diferentes lugares, decirte que tan lejos estás de ahí y qué tanto tiempo te tomará llegar.

Ahora apliquemos esa técnica al cuerpo humano. En enfermedades como el cáncer se hace necesario encontrar la fuente -quizás un tumor-, pero no puedes utilizar el GPS para lograrlo. Hasta ahora.

Lee también: El dilema del futuro: ¿transhumanismo o bioconservacionismo?

Investigadores del Laboratorio de Ciencia Computacional e Inteligencia Artificial del MIT, encabezados por el profesora Dina Katabi, desarrollaron ReMixun sistema de GPS  que utiliza tecnología inalámbrica para localizar implantes ingeribles dentro del cuerpo humano.

Los métodos actuales para mirar al interior de las personas pueden ser altamente invasivos, forzando cámaras a través de la garganta o incisiones. Con ReMix puedes, teóricamente, ingerir un implante que puede ser rastreado desde el exterior.

Si dicho dispositivo se alojara en tumores, podría proveer a los expertos en medicina nuevas formas de mejorar los tratamientos localizados.

Sin embargo, la etapa de prueba de ReMix no requirió la utilización de satélites, sino que más bien se adhirió un rotulador a un tumor falso al interior de un contenedor transparente repleto de tejidos animales.

El marcador funciona como un reflectante que hace rebotar señales inalámbricas de radio de vuelta, por lo cual no necesita una fuente de poder.

Lee también: Los espermatozoides más viejos engendran crías más fuertes y longevas

El mayor problema de detectar estas señales provenientes del interior del cuerpo humano es el mismo organismo. La piel, por ejemplo, es muy efectiva al momento de hacer rebotar estas señales.

De hecho, las señales que rebotan en la piel son 100 millones de veces más poderosas que las que los investigadores trataban de encontrar.

Según CNET, la “gracia” de ReMix es que puede separar las señales competidoras y detectar solamente las del rotulador en cuestión.

En las pruebas iniciales, esta innovación pudo encontrar el rotulador con un margen de 1.4 centímetros. En términos de GPS real, eso sería como localizar una ciudad completa en vez de un sólo edificio, por lo cual el nivel de precisión no es lo suficientemente alto para implementar este método a corto plazo.

Lee también: Serge Haroche, Premio Nobel de Física 2012: “Los taxistas están comprobando el pensamiento relativo con GPS”

Finalmente, Katabi declaró para el MIT que el margen de error debería ser cercano a milimetros para que este sistema se pudiera utilizar en tratamientos de la vida real.

En este video puedes observar el método en acción:

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias