Por José Ferrada
{"multiple":false,"video":{"key":"czofApjxAPj","duration":"00:00:49","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Estudio revela que los óvulos eligen a los espermatozoides (00:49)

Un análisis de las dinámicas microscópicas de los espermios y los óvulos reveló una fascinante vuelco del fenómeno llamado “decisión críptica”. De acuerdo a la nueva investigación, los óvulos usan diferentes señales químicas para atraer el material genético de hombres y no necesariamente, los espermatozoides de la pareja de la mujer.

Para que nazca un bebé, un óvulo debe ser fertilizado por uno de 250 millones de espermios. Esta investigación, sugiere que la elección del fertilizador continúa luego del acto sexual y que los óvulos humanos pueden preferir a algunos espermios por sobre otros. Los hallazgos fueron publicados en Proceedings of the Royal Society B.

Lee también: Científicos logran diferenciar espermatozoides “machos” y “hembras” por primera vez en la historia

Históricamente, la comunicación química entre los espermas y los óvulos no ha sido estudiada en profundidad. Antes de éste estudio, el rol sexualmente selectivo de los atractores químicos se ha indagado en animales marinos invertebrados, pero no en humanos.

Indagar en dichas comunicaciones químicas podría conducir a nuevos tratamientos contra la infertilidad, la cual afecta a una  de cada 10 parejas en Estados Unidos, según indica el mismo estudio. A nivel global, las tasa de parejas que no pueden concebir ronda un 20 y un 25%.

“Se estima que una de cada cuatro o cinco parejas podría estar pasando por situaciones de infertilidad. Desde la ginecología, definimos la infertilidad como la imposibilidad de engendrar, luego que una pareja lo intente durante un año. Cuando hablamos de infertilidad prolongada y severa, se estima que una de cada ocho parejas la sufre a nivel nacional”, asegura Karina Sequeira, ginecóloga de Clínica Dávila.

John Fitzpatrick, encargado del estudio, junto a sus colegas se enfocó en entender cómo la dinámica es influenciada por el origen del material genético masculino. El fluido folicular que recubre los óvulos contiene químicos llamados quimioatrayentes, los cuales conducen a los espermios hacia las células reproductoras no fertilizadas. Los espermatozoides alteran sus patrones de natación, para ajustar sus recorridos y acumularse en la cobertura de los óvulos.

El folículo es un conjunto de células que rodean al ovocito. Dependiendo de la edad de la mujer, es el número que se puede encontrar en cada ovario (va disminuyendo con los años). Estos folículos están en “reposo” y en cada ciclo menstrual por efecto hormonal, un número de ellos comienzan a crecer y desarrollar una cavidad en su interior llena de líquido que queda rodeando al ovocito. Este fluido contiene hormonas y sustancias químicas que permiten continuar con el desarrollo folicular hasta lograr lo ovulación, habitualmente de un solo ovocito”, explica a Futuro 360 Valeria Veronesi, ginecóloga de Clínica Santa María.

Lee también: Salvando especies de la extinción: Científicos logran fertilizar los óvulos de las dos últimas rinocerontes blancas

Los quimioatrayentes a los que hace referencia el artículo, serían sustancias químicas aún no identificadas en el líquido folicular, las que mediante mensajes químicos, podrían favorecer la predilección de el folículo de una mujer  versus otra por parte de los espermios, suponiendo que la atracción de un mayor número de espermios favorecería una mayor fecundación. Esto en humanos no ha sido claramente demostrado ni tampoco sus implicancias en tratamientos de fertilidad, pero estudios futuros pudiesen contribuir a mejorar los tratamientos”, agregó Veronesi.

Los científicos han sabido que los quimioatrayentes juegan un rol fundamental en la concepción hace un buen tiempo. Lo que no sabían era si los óvulos los utilizan para “seleccionar” espermios basados en la elección del compañero humano de copulación.

El equipo recolectó muestras de espermatozoides y fluidos foliculares de parejas que participaron voluntariamente en tratamientos de reproducción asistida. También recolectaron datos sobre la historia de fertilidad en las parejas, incluyendo muestras de óvulos recolectados o fertilizados, densidad de la esperma en las muestras de eyaculación.

Para cuantificar cómo el fluido folicular influenciaba el comportamiento de la esperma, los investigadores contaron el número de espermatozoides acumulados en la sustancia quimioatrayente de cada mujer que participó en el estudio.

Los resultados fueron sorprendentes, sugiriendo que la identidad del productor de espermatozoide importa, pero de una forma contraintuitiva.

“Los óvulos humanos son mejores atrayendo a los espermios de algunos hombres que de otros”, aseguró Fitzpatrick a Inverse. “Cuando se comparó el esperma de dos hombres, los óvulos atrajeron de entre 18 a 40% más del hombre preferido”, agregó.

Una y otra vez, los experimentos mostraron que las interacciones entre óvulos y espermatozoides humanos dependieron de la identidad específica de la mujer y el hombre involucrado. Sin embargo, los óvulos no siempre estuvieron de acuerdo con la elección de la mujer al momento de escoger su pareja, ni tampoco mostraron atraer más a los espermatozoides del hombre elegido en comparación al de otros.

Lee también: Los espermatozoides más viejos engendran crías más fuertes y longevas

Más aún, los huevos prefirieron en la misma tasa de porcentaje a los espermios donados por la pareja, que a los demás, a pesar que Fitzpatrick modificara la elección de los óvulos, no hubo un cambio determinante. El equipo espera que la investigación pueda ser la base para desarrollar futuros tratamientos contra la infertilidad.

“Con el conocimiento actual no se podría considerar a este fenómeno de “selección” como causa de infertilidad. De comprobarse a futuro que hay predilección por folículos de unas mujeres versus otras, en teoría podría ser explicación para algunos casos de infertilidad de causa no explicada, es decir 20% de los casos aproximadamente”, concluyó Veronesi.

Fitzpatrick asevera que su trabajo no demuestra que la infertilidad es causada por la incompatibilidad de las parejas. El experimento se realizó para confirmar esto, y aún así no descubrieron ninguna evidencia que aportara a dicha teoría.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias