Restos óseos prehispánicos fueron encontrados en Ñuble - (02:17)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVnMtyvUz9","duration":"00:02:17","type":"video","download":""}}

Un resquicio poco usual que contiene al menos 13 ataúdes de madera de hace 2.500 años fue descubierto en la necrópolis del desierto de Saqqara en Egipto.

Lo que hace especial a estos sarcófagos entre los miles que se encontraron en las catacumbas, es el hecho de que se mantuvieron intactos por milenios y que están completamente sellados cientos de años después de que las personas en su interior murieran. 

Lee también: Descubren el yacimiento de fósiles de mamut más grande de México

De acuerdo a Khaled Al-Anani, ministro de Turismo y Antigüedades de Egipto, los ataúdes fueron descubiertos en un pozo de entierro a 11 metros de profundidad, apilados uno encima de otro. 

Están tan bien preservados que algunos de los colores pintados en la madera siguen intactos. Un análisis inicial ha descubierto que es probable que los ataúdes permanecieron sellados desde que fueron enterrados. 

Al interior de esta catacumba, se descubrieron 3 nichos sellados. Al-Anani aseguró que es probable todavía hayan 3 ataúdes más sin descubrir. 

Lee también: Fósiles revelan el registro más antiguo de un comportamiento similar a la hibernación

Se cree que el Saqqara sirvió como la necrópolis de Memphis, la que fue alguna vez la capital del Antiguo Egipto. Por 3.000 años, los egipcios enterraron a sus muertos en dicho sector; el que por lo mismo se ha transformado en un sitio de altísimo interés arqueológico. 

Y es que no sólo se encuentran personas nobles o altos oficiales, también yacen sus bienes, sus animales momificados y sus ataúdes finamente trabajados. Sin embargo, muchos de estos antiguos resquicios han sido saqueados, lo que eleva aún más la relevancia de los sarcófagos recientemente hallados. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias