El mundo se está ahogando en plástico. Cada año, más de 300 millones de toneladas del material se desparraman en el mundo, las cuales demorarán cientos de años en descomponerse, matando a numerosas especies de animales y plantas en el entretanto.

Ante esto, un equipo de químicos de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) encontró una solución paliativa para el problema del plástico.

Lee también: La crisis del plástico en el océano y la necesidad de virar a los envases sustentables

Un artículo publicado en Sustainable Chemistry and Engineering afirma que los expertos encontraron una manera de transformar polipropileno -un tipo de plástico usado en juguetes, artículos médicos y envases- en gasolina y combustible tipo diésel.

Los investigadores afirmaron que esta bencina es suficientemente pura para ser usada como material de mezcla de alto octanaje, un componente principal para la fabricación del líquido que da energía a los vehículos.

Subtítulo ingenioso

Los desperdicios hechos de polipropileno corresponden aproximadamente a un cuarto de los 5 mil millones de toneladas de plástico acumuladas en el mundo durante los últimos 50 años.

Para transformar este polímero en combustible, los investigadores usaron agua super-crítica, una fase del líquido que también presenta características de gas, dependiendo de las condiciones de presión y temperatura.

Linda Wang, química de Purdue,  calentó el agua junto a sus colegas a 500°C, además de exponerla a presiones 2.300 veces más fuertes que la del nivel del mar.

Lee también: Playas chilenas contaminadas: La urgencia de generar conciencia en el cuidado del medio ambiente

Cuando el polipropileno purificado fue añadido a este líquido, se transformó en petróleo después de unas pocas horas.

Los subproductos de este proceso incluyen gasolina y aceites parecidos al diésel. De acuerdo a los expertos, el proceso de conversión puede ser utilizado para eliminar el 90% del polipropileno desperdiciado en un año.

“El desecho de los restos de plástico, ya sea a través de reciclaje o el método tradicional, no significa el fin del ciclo”, afirmó Wang para Motherboard“Los plásticos se degradan lentamente mientras liberan químicos tóxicos en el agua y en la tierra. Esto es una catástrofe ya que una vez que estas partículas están en el océano son imposibles de recuperar completamente“, concluyó.

Lee también: Futuro 360 en CNN, capítulo 22: El grave problema del plástico para nuestro ecosistema

El beneficio obvio de este nuevo proceso de conversión es el de limpiar el medioambiente encontrando un uso para el plástico desperdiciado.

Sin embargo, Wang afirmó en un comunicado que el hecho de que el combustible generado con este nuevo método puede crear ganancias “animará a la industria del reciclaje a adoptarlo rápidamente“.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias