Salvan a "tortuga sonriente" de la extinción - (00:52)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVntIOUSM3","duration":"00:00:52","type":"video","download":""}}

Millones de años antes de que los humanos pisaran las Américas, una estampida de animales extranjeros llegó a Sudamérica. 

Mientras el istmo de Panamá se alzaba entre las olas, conectando los subcontinentes Norte y Sudamericano, llamas, mapaches, lobos, osos y muchas otras especies se dirigieron al sur. Al mismo tiempo, los ancestros de los armadillos, zarigüeyas y puercoespines se movieron al norte. 

Los paleontólogos llaman al evento el Gran Intercambio Americano. Sin embargo, han estado confundidos en relación con un aspecto del evento: ¿por qué la mayoría de los mamíferos migrantes se dirigieron al sur y no viceversa? ¿Qué ocurrió con los mamíferos sureños?

Lee también: Mineros en Colombia encuentran fósiles de mastodonte de unos 10 mil años de antigüedad

Luego de un detallado análisis de información de fósiles de ambos continentes, un grupo de investigadores cree haber encontrado la respuesta: un terrible evento de extinción golpeó a los mamíferos sudamericanos durante el intercambio, dejando a menos disponibles para viajar hacia el norte. La investigación fue publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences

Luego de la extinción de los dinosaurios, y la gradual recuperación de la biósfera terrestre, hubo millones de intercambios animales entre Norteamérica y Asia. Durante este periodo, los ancestros de los caballos modernos, camellos y gatos, cruzaron entre ambos territorios. 

Sin embargo, Sudamérica pasó gran parte del Cenozoico como un gran continente en forma de isla, con su propio y raro bestiario: perezosos de tierra gigantes, extraños ungulates nativos, enormes parientes de los armadillos y depredadores marsupiales de dientes de sable. 

Luego de 10 millones de años, una serie de eventos tectónicos dieron lugar al levantamiento del istmo de Panamá, enlazando ambas faunas. 

Lee también: Descubren el yacimiento de fósiles de mamut más grande de México

“Este intercambio fue relativamente balanceado al comienzo. La misma cantidad de mamíferos migraron en ambas direcciones. Pero descubrimos que hace 5 millones de años, en el Plioceno, hubo un desproporcionado declive de la diversidad“, aseguró Juan Carillo, principal autor del estudio, a The New York Times

Los gatillantes del evento de extinción siguen siendo desconocidos, según asegura Carrillo. El clima se volvió mucho más seco en el Plioceno, reduciendo los bosques sudamericanos y comenzando un ciclo de enfriamiento global, lo que posteriormente condujo a la Edad de Hielo. Este cambio pudo haber expuesto a los ecosistemas de Sudamérica a un gran estrés. 

“Probablemente las razones de la extinción es bastante complejo, lo que incluye algunas interacciones biológicas e intercambios de hábitats”, concluye Carrillo. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias