Científicos en China crearon una nueva especie de mono, el cual tiene genes de cerebro humano, lo cual podría acercarlos a nuestra inteligencia y forma de pensar.

Esto hace que el destino de dichos primates, y su mera existencia, sea éticamente cuestionable.

En un estudio publicado el mes pasado en la revista National Science Review de Beijing, investigadores tomaron copias del gen MCPH1, el cual se cree, juega un rol importante en el desarrollo de nuestro cerebro, y lo implantaron en embriones de mono a través de un virus que cargaba la información.

De los 11 macacos transgénicos, seis murieron.

Los 5 sobrevivientes pasaron a través de pruebas, incluyendo escaneos de resonancia magnética al cerebro y pruebas de memoria.

Lee también: Los genes de limpieza que podrían ayudar a evitar la extinción de las abejas

Resulta que no desarrollaron cerebros más grandes que un grupo controlado de macacos, sin embargo, llevaron a cabo de mejor forma tareas de memoria a corto plazo.

A la vez, sus cerebros tomaron un mayor tiempo en desarrollarse, lo cual es una característica propia de sus pares humanos.

Aunque la muestra era muy pequeña, según Vox, los científicos describieron al estudio como “el primer intento de interrogar experimentalmente las bases genéticas del origen del cerebro humano usando un modelo de mono transgénico”.

En otras palabras, parte de la razón del estudio era ayudar a responder preguntas sobre la evolución: ¿Como los humanos desarrollamos nuestra inteligencia única, la cual nos ha ayudado a innovar a diferencia de otras especies de primates?

Lee también: Estudio sostiene que la fidelidad y la monogamia están en el ADN

Los investigadores chinos sospechan que el gen MCPH1 es parte de la respuesta. Pero no buscan detenerse ahí. Uno de ellos, Bing Su, un experto en genética del Instituto Kumming de Zoología, afirmó que ya ha probado otros genes involucrados en la evolución de nuestro cerebro.

Uno que llamó su atención fue el SRGAP2C, una variante del ADN que apareció alrededor de dos millones de años atrás, justo cuando el Australopithecus estaba cediendo la sabana africana a los primeros humanos.

Este gen fue llamado como “el interruptor de la humanidad” y el “enlace genético perdido”, por su probable participación en la génesis de la inteligencia humana. Su afirma que también ha estado añadiéndolo a monos, pero que es demasiado pronto para decir cuales son los resultados.

El experto también se fijó en otro gen llamado FOXP2, el cual se cree nos entregó nuestras habilidades lingüísticas.

Lee también: Gemelos chinos alterados genéticamente para no tener VIH podrían ser los primeros “súper humanos”

Barajando la posibilidad de añadir ese gen a monos, Su afirmó a Nature el 2016: “No creo que el mono vaya a comenzar a hablar de la nada, pero creo que podría generar un cambio en el comportamiento“.

La predicciones de Su es que sus retoques podrían causar cambios en el comportamiento levantan una preocupación: Si creemos que es aceptable hacer a un animal ligeramente más parecido a los humanos, podríamos terminar normalizando que el proceso de generar especies que se parezcan cada vez más a nosotros sin control.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias