La vitamina D es una de las más importantes para nuestro organismo. También es la mejor manera de mantener un buen nivel a la exposición de la luz solar. Sin embargo, estudios recientes indican una baja importante de ella en la población, debido al confinamiento originado por la pandemia. Es en la búsqueda de alternativas para suplir esta importante vitamina, en que surge el nombre de los lácteos.

Mariscos, el salmón, atún, contienen altos indicadores de estos alimento. Pero también los productos derivados de la leche, como el queso o la mantequilla tiene un aporte importante de vitamina D. Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir este producto en pequeñas cantidades.

Ximena Martínez, nutricionista del Centro Salud UC comentó a Futuro 360 que: “La vitamina D es liposluble, es decir, se disuelve en grasas. Por lo tanto, para que los alimentos tenga un efecto en reforzar esta vitamina, son preferibles los lácteos. Pueden ser descremados, pero fortificados”.

Lee también: Científicos urgen añadir vitamina D al pan y la leche para combatir al Covid-19

Fortificación de los lácteos

La suplementación de la vitamina D en los alimentos se encuentra regulado por el Ministerio de Salud, organismo que establece que se puede incluir dos microgramos de vitamina D por porción de alimento comestible.

Oscar Castillo, director de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Finis Terrae, asegura que “la importancia de crear un programa de fortificación, por ejemplo en lácteos, es que efectivamente podríamos mejorar los niveles plasmáticos. Porque la vitamina D no solo está relacionada con el desarrollo de los huesos, también con otras funciones del cuerpo, una muy importante en estos tiempos es la inmunidad”.

Lee también: Nuevo estudio reveló que el 80% de los pacientes con COVID-19 presentaban una deficiencia de vitamina D

La vitamina D y el coronavirus

Un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endrocrinology & Metabolism, descubrió que más del 80% de la muestra de sus pacientes ingresados graves por Covid-19 tenían niveles bajos de la vitamina. Por lo queun defícit,podría conducir a un mayor riesgo de contagio de coronavirus o sufrir los síntomas más graves de la enfermedad.

Ximena Martínez, nutricionista del UC Christus explica que “si tenemos una alimentación con mayor nivel de vitamina D, podríamos estar mejor preparados para estar más fuertes frente a la infección del Covid-19″.

Aun así, expertos insisten en que no se puede afirmar que la vitamina D protege frente al coronavirus, ni que el déficit de ella vaya a ser causante de un contagio, pero es cierto que esta vitamina ayuda a fortalecer el sistema inmune”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias