{"multiple":false,"video":{"key":"czowC94qlPh","duration":"00:08:38","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – ¿Cómo hacer cuarenta? Sólo el aislamiento social reduce el contagio (08:36)

La primera prueba humana para evaluar a una vacuna candidata a neutralizar el nuevo coronavirus comenzó en Seattle, oficiales de la Salud de Estados Unidos afirmaron este lunes 16 de marzo de 2020. Estos se suma a los esfuerzos globales para enfrentar la enfermedad.

Aún así, podrían transcurrir de 12 a 18 meses antes de que esté disponible para su uso, lo que sería posible luego de que el medicamento pase por diversas fases para probar que funciona y es seguro.

La vacuna se llama mRNA-1273 y fue desarrollada por científicos del US National Institutes of Health (NIH), junto a colaboradores de la compañía biotecnológica Moderna, desarrollada en Cambridge, Massachusetts.

El ensayo abierto enrolará a 45 voluntarios adultos saludables de las edades entre 18 a 55 a lo largo de aproximadamente 6 semanas”, aseguró el NIH para Science Alert. “El primer paciente recibió una vacuna de prueba hoy (16 de marzo de 2020)”, agregó.

Aún no existen vacunas o tratamientos contra el COVID-19, enfermedad que ha infectado a más de 175 mil personas en todo el mundo desde que fue detectado en China en diciembre de 2019.

De acuerdo a datos recaudados por una agencia periodística italiana, el virus ha matado a más de 7 mil personas. La mayoría de las fatalidades proviene de China, mientras que la otra gran mayoría se concentra en Italia.

Lee también: Pandemia por coronavirus: ¿Cómo trabajar desde casa sin enloquecer?

“Encontrar una vacuna segura y efectiva que ayude a prevenir la infección producida por el SARS-CoV-2 es una urgencia en tanto a materias de salud pública”, asegura Anthony Fauci, cabecera del departamento de Enfermedades Infecciosas del NIH.

“Este estudio en fase 1, organizado en tiempo récord, es un importante primer paso para encontrar la vacuna”, agregó.

Los coronavirus son esféricos y tienen espinas a lo largo de toda su superficie, lo que les da una apariencia parecida a una corona. Estas púas se unen a las células humanas, facilitando la entrada del patógeno.

La vacuna de Moderna cuenta con la información genética de estas púas en una solución llamada “RNA mensajero”.

Inyectar tejidos humanos con dicha sustancia hace que el RNA ajeno comience a propagarse por el cuerpo, generando una respuesta inmune sin tener que infectar al paciente con el coronavirus en su máxima expresión.

Lee también: No se puede evitar pero se puede “aplanar la curva” de contagio del coronavirus

Las farmacéuticas y laboratorios de investigación del mundo están en una carrera para desarrollar tratamientos y vacunas contra el coronavirus responsable del COVID-19.

El tratamiento antiviral llamado Remdesivir, creado por Gilead Sciences, está en las etapas finales de sus ensayos clínicos en Asia y doctores chinos han reportado que ha mostrado ser efectivo al momento de combatir la enfermedad.

Otra farmacéutica llamada Inovio, que está creando una vacuna en base a ADN, afirmó que entrará en la fase de ensayos clínicos en abril de 2020.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el 80% de los casos de COVID-19 son de intensidad mediana, 14% son severos y cerca del 5% pueden ser considerados críticos, resultando en enfermedades respiratorias graves que causan que los pulmones se llenen con fluido que previene que el oxígeno llegue a dichos órganos.

Los pacientes con casos medianos se recuperan luego de una o dos semanas mientras que los casos más severos pueden durar de 6 a más. Recientes estimaciones recientes sugieren que cerca del 1% de las personas infectadas muere.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias