{"multiple":false,"video":{"key":"oVwOhNoxo2","duration":"00:02:45","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Cambio climático afecta más a las mujeres – (02:45) 

La humanidad no está acabada; no ahora y ni siquiera en el peor de los escenarios propuestos para el 2030. Sin embargo, evadir la perdición; ya sea el fin o el colapso de gran parte de la civilización, es bastante fácil, por lo que podemos apuntar a mucho más sin distanciarnos de la realidad. 

Está bien enfocarnos en el calentamiento global de 1,5ºC a 2ºC en primera instancia. Las muchas manifestaciones del cambio climático; incluidas olas de calor, sequías, escasez hídrica, tormentas más intensas, incendios forestales, extinciones masivas y el calentamiento de los Océanos, empeorarán progresivamente mientras las temperaturas aumentan. 

Michael Mann, científico climático usa la metáfora de caminar hacia un campo minado cada vez más poblado. 

Buenas razonas para no rendirse aún

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ha descrito los efectos de un aumento de 1,5ºC en las temperaturas promedios en un reporte especial en 2019. Las consecuencias también fueron resumidas en un artículo escrito por la NASA sobre por qué reducir las temperaturas globales es relevante.

El promedio global de temperaturas se encuentra 1,2ºC más alto que antes de la Revolución Industrial, la cual comenzó a ocurrir hace unos 250 años. Ya podemos apreciar los impactos localizados de la situación, dentro de los cuales se incluye el daño generalizado en la Gran Barrera de Coral de Australia. 

Lee también: Greta Thunberg: “El cambio climático es tan urgente como el coronavirus”

Limitar el calentamiento global a 1,5ºC requiere reducir las emisiones globales de gases de invernadero en un 7,6% cada año de esta década. Suena bastante difícil, pero existen varias razones para mantenernos optimistas. 

En primera lugar, es posible tanto económica como técnicamente. Por ejemplo, el uso de la energía solar y eólica ha subido exponencialmente en la década pasada y sus precios han bajado al punto de que ahora se encuentran dentro de las fuentes más baratas de energía. 

En algunos áreas, como el almacenamiento de energía y los procesos industriales que trabajan metal y concreto, se necesitan unas cuantas mejoras para cambiar el tipo de energía (o que suban los precios de los combustibles a base de carbón). 

En segundo lugar, es posible políticamente. Principalmente en respuesta al acuerdo de París un gran número de países ha decido adoptar objetivos más grandes en torno al neutralidad de carbono. 

20 países y regiones (incluyendo Nueva Zelanda y la Unión Europa) están buscando llegar a las 0 emisiones hacia el 2050 o antes. 

Lee también: Estudio asegura que la mejor forma de combatir el cambio climático es repartiendo equitativamente las riquezas

En tercer lugar también se puede realizar socialmente. Desde el 2019 el tema ha llegado a la palestra gracias al movimiento de Greta Thunberg, “School Strike 4 Climate”. Además muchas agencias comunicacionales (como el caso de CNN Chile, CHV Noticias y Futuro 360) se han comprometido a informar sobre los beneficios que traería cambiar hacia fuentes de energía más verdes. 

La perspectiva pesimista

¿Y si no cumplimos la meta hacia el 2030?. Nos espera un aumento de 2ºC hacia la segunda mitad del siglo. 

Con un calentamiento tan marcado perderíamos más del 90% de los arrecifes de coral del mundo. Además diferentes insectos y plantas caerían en riesgo de extinción y el número de días calurosos aumentaría rápidamente.

Según Robert McLachlan, experto en cambio climático, quien escribe reflexiones para The Conversationcorremos el constante peligro del fenómeno de “bases cambiantes”; lo que se traduce en nuestro fallo en notar los cambios lentos y nuestra mala evaluación al momento de considerar lo que hemos perdido. 

Lee también: Carlos Diez sobre la escasez hídrica en el Maule: “La sequía nos ha ido golpeando, no tenemos embalses de cabecera”

Algunas personas podrían ignorar el daño que ya hemos realizado y el pobre cuidado del medioambiente se volvería la norma. 

Además debemos tener en consideración que diferentes efectos secundarios del cambio climático como la migración masiva, y posterior aumento de los sentimientos nacionalistas podrían hacer tomar medidas en contra del calentamiento global  y cooperativamente sería aún más difícil. 

Sin embargo, y a pesar de todo ésto, llegar a dichas condiciones es muy poco probable. Lo que nos hace enfocarnos en tratar de luchar lo mejor posible contra la creciente crisis climática. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias