En los comerciales todo se ve muy simple. Las personas usan enjuague bucal, instantáneamente neutralizando todas las bacterias escondidas en sus bocas, asegurando su higiene dental.

Pero ¿Qué es lo que realmente sucede cuando limpias tu boca con una “tapita” de químicos antibacteriales? ¿Cómo afecta esto a tu cuerpo, y a otros tipos de organismos que podrían beneficiar a tu salud?

Un nuevo estudio demuestra que los efectos secundarios pueden ser sorprendentes y de largo alcance, afectando mucho más que tu salud dental.

En un experimento conducido por científicos del Reino Unido y España, investigadores descubrieron que el simple acto de usar enjuague bucal luego de hacer actividad física puede afectar uno de los beneficios de ejercitar: bajar la presión sanguínea.

Cuando ejercitas, tus vasos sanguíneos se abren en respuesta a la producción de óxido de nitrógeno, lo que incremente el diámetro de las venas y arterias. Este proceso se llama vasodilatación, e incremente la circulación de la sangre para activar los músculos.

Lee también: “Podría cambiar el mundo”: Joven chileno de 19 años descubre bacteria que “come” neumáticos

Durante un largo tiempo, los investigadores pensaban que este proceso sólo ocurría durante los momentos de actividad física, pero recientemente se ha demostrado que la circulación se mantiene elevada incluso después de ejercitar, gracias a cómo las bacterias interactúan con un compuesto llamado nitrato, que se forma cuando el óxido de nitrógeno se degrada.

“Investigaciones realizadas durante la última década demuestran que el nitrato puede ser absorbido por las glándulas salivales y excretado oralmente“, explica Raúl Bescós, fisiólogo de la Universidad de Plymouth para Sciencealert.

“Algunas especies de bacterias en la boca pueden convertir el nitrato en nitrito, una molécula muy importante que potencia la producción de óxido de nitrógeno del cuerpo“, agrega.

Una vez el nitrito es producido y tragado junto con la saliva, pasa al torrente sanguíneo donde ayuda a mantener los vasos sanguíneos amplios y con baja presión.

Pero de acuerdo a este estudio, este mecanismo biológico puede ser interrumpido por un enjuague bucal antibacterial.

Lee también: Expertos llaman a no automedicarse: Crece el consumo de antibióticos y la resistencia bacteriana en Chile

En un experimento, 23 adultos saludables corrieron en una trotadora durante 30 minutos. Luego del ejercicio, se le pidió a los participantes que limpiarán su boca con un enjuague antibacterial o un placebo sabor menta.

Esto ocurrió inmediatamente después del ejercicio, y también a 30, 60 y 90 minutos terminada la prueba.

A los participantes se les tomó la presión arterial durante el experimento, inmediatamente después y en el periodo de descanso.

Los resultados demostraron que una hora luego de la sesión de trotadora, la presión arterial de quienes usaron el placebo era un 60% mayor que quienes optaron por el placebo.

Este estudio demuestra que no todas las bacterias son perjudiciales para nosotros y que ingerir químicos antibacteriales indiscriminadamente puede acabar con los microbiomas de nuestra boca que son beneficiosos para nuestra salud.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias