El análisis reveló que la domesticación del perro se puede trazar hasta 11 mil años atrás, hacia finales de la Era de Hielo. Esto confirma que los canes fueron domesticados antes que cualquier otra especie. 

Nuestros compañeros fueron esparcidos por todo el hemisferio norte en esta era, dividiéndose, en ese momento, en al menos cinco razas diferentes. 

A pesar de la expansión de los perros europeos durante la era colonial, restos de antiguas razas indígenas se conservan hasta hoy en América, Asia, África y Oceanía.

Lee también: Experimento concluye que el cerebro de los perros no reconocería rostros humanos

Pontus Skoglund, coautor del estudio y jefe de grupo del Laboratorio de Genómicas Antiguas del Instituto Crick de Londres (Inglaterra), aseguró a la BBC que “los perros son realmente únicos si lo piensas detenidamente, ya que cuando las personas eran cazadoras, lograron domesticar a un carnívoro salvaje, los lobos son bastante violentos”. 

“La pregunta es ¿por qué hicieron esto? ¿cuándo ocurrió? Fue lo que quisimos averiguar”, agregó Skoglund.

Hasta cierto punto, los patrones genéticos de los perros reflejan los humanos, debido a que las personas se llevaron a sus compañeros animales cuando comenzaron a trasladarse. Sin embargo, aún existen diferencias importantes.

Por ejemplo, los primeros canes europeos eran diversos, pareciendo originar de dos poblaciones bastante diferentes, una relacionada a los canes del Este Cercano y otro a los lobos siberianos. 

En algún punto, probablemente a finales de la Era de Bronce, un sólo linaje se propagó ampliamente, reemplazando a todas las otras poblaciones del continente. Este patrón, no se contrasta con los modelos genéticos de los europeos.

Anders Bergström, principal autor del texto aseguró que “si miramos atrás, a unos 500 mil años, podemos ver que Europa fue un lugar bastante diverso para estos animales. A pesar que los canes europeos que vemos hoy aparecen de todas formas y colores, genéticamente derivan de un subgrupo bastante estrecho”. 

Lee también: Olfato canino: Perros detectan el COVID-19 antes de los primeros síntomas

Un equipo internacional analizó el genoma completo de 27 perros antiguos asociados con una variedad de culturas arqueológicas, comparándolos con otras y con ejemplares modernos.

Los resultados revelan que las razas como el perro crestado rodesiano de Sudáfrica o el Chihuahua y el Xoloitzcuintle de México, retienen rasgos genéticos de perros indígenas de la región. 

Los ancestros caninos del Este Asiático son más complejos. Las razas chinas parecen derivar de animales como el dingo australiano o el perro cantor de Nueva Guinea, con el resto proviniendo de perros europeos y canes de la estepa rusa. 

La investigación concluye que todos los perros derivan de una sola población extinta de lobos. Si hubieron múltiples eventos de domesticación alrededor del mundo, estos otros linajes no contribuyeron mucho con los perros actuales. 

Los hallazgos fueron publicados en la revista Science

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias