Por Patricio Alarcón
{"multiple":false,"video":{"key":"oVrutgobw0","duration":"00:03:43","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – COVID-19: Sociedad de Infectología hace llamado sobre el uso de ivermectina (03:43)

La famotidina es un medicamento que se podría encontrar en cualquier botiquín de un hogar común y corriente. Este remedio es utilizado para combatir la acidez estomacal. Sin embargo, un nuevo estudio observacional y preliminar sugiere que podría haber ayudado a aliviar los síntomas de COVID-19 a un grupo de pacientes leve.

Se utiliza para cuadros de hipersecreción gástrica, como cuando hay úlceras o en otras patologías (…) Tiene un precio bastante bajo en el mercado. Acá en Chile está disponible y la condición de venta es bajo receta médica”, nos aclara Mario Navarro, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, antes de introducirnos de lleno en la investigación.

Lee también: Ivermectina, el remedio para los piojos que están probando para combatir el COVID-19

El trabajo liderado por expertos del Laboratorio Northwell y Cold Spring Harbor de Nueva York y otras universidades analizó los casos de 10 pacientes que se encontraban en sus casas contagiados por el virus.

Según los detalles publicados en la revista médica Gut, los sujetos tenían entre 23  71 años. Nueve de ellos ingirieron el medicamento al décimo día de haber experimentado síntomas por primera vez. El último, lo hizo a los 26 días.

Todos los pacientes notaron una mejora rápida en su condición dentro de las 24 a 48 horas de comenzar con la famotidina. Estos hallazgos sugieren que la famotidina puede afectar el curso del COVID-19”, reza la publicación. Dos semanas después de iniciar la ingesta del fármaco, la totalidad del grupo declaró que se sintió “casi de vuelta a la normalidad”.

Por otra parte, el informe ambulatorio indicó que siete de los 10 pacientes no tuvieron efectos secundarios. El resto experimentó fenómenos asociados a la famotidina, como mareos o problemas gastrointestinales. Asimismo, el único paciente que describió un empeoramiento en su cuadro clínico, señaló que se cansaba más después de tomar el remedio.

“Hay algunos estudios computacionales que dicen que por su estructura la famotidina podría inhibir a una enzima que es importante para la acción del COVID-19. Hay otros trabajos más antiguos que dicen que la famotidina podría tener un efecto estimulando el sistema inmunitario y otros trabajos in vitro que dicen que podría inhibir a otros virus”, comenta Navarro.

En el caso del grupo de “los 10 de Northwell”, es posible incluso que la famotidina haya trabajado como un “placebo”. Por eso, los investigadores están planeando un ensayo clínico doble ciego, donde los pacientes serán asignados aleatoriamente para tomar famotidina o un placebo, y ni los pacientes ni los médicos sabrán quién está tomando qué.

A la espera de los ensayos clínicos

Para el químico farmacéutico de la U. Andrés Bello, esta información debe ser tomada con cautela. “Por ahora son solo datos observacionales que no nos permiten sacar conclusiones reales. El llamado es a ser responsables y no consumir medicamentos sin indicación médica”, advierte.

Por lo mismo, las ensayos clínicos o experimentos más profundos serán claves para dilucidar una posible contribución de la famotidina en la reducción de los efectos del COVID-19.

Los primeros análisis positivos referidos al fármaco surgieron cuando un especialista en enfermedades infecciosas de Harvard notó que algunos pacientes en China estaban mejor que otros. Esto era porque tenían acidez estomacal, lo que significaba que estaban tomando famotidina.

Lee también: La teleserie de la hidroxicloroquina: OMS reanuda ensayos y revista expresa preocupación

Esos indicios alentaron a grupo de médicos de Northwell y la Universidad de Columbia, que descubrieron que casos hospitalizados de coronavirus que la tomaban tenían más del doble de probabilidades de sobrevivir. En estos momentos, esa investigación se encuentra realizando ensayos clínicos en Nueva York.

Mientras no se tenga una comprobación científica, la indicación de los expertos es no tomar el medicamento para prevenir o tratar el virus. Por lo mismo, la famotidina deberá seguir esperando en nuestros botiquines. Al menos, por un tiempo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias