{"multiple":false,"video":{"key":"oVoEFQVZfn","duration":"00:01:21","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – 36 civilizaciones alienígenas habría en nuestra galaxia – (01:21)

Las galaxias espirales parecen ser ordenadas y limpias, con la mayoría de sus estrellas y gas confinados a un disco impecablemente posicionado en la infinidad del espacio. Pero hay muchas cosas que no podemos ver de estos masivos cuerpos estelares, o al menos, así lo demuestran nuevas imágenes de un fenómeno previamente invisible.

La imagen muestra una galaxia llamada NGC 4217, que está a unos 67 millones de años luz de distancia de la Vía Láctea, vista de costado – y con una visualización mapeada del complejo y vasto campo magnético de la galaxia. Dicha fuerza se extiende a lo largo de 22.500 años luz alrededor del enorme cúmulo de cuerpos celestes.

Ya que no sabemos mucho de cómo se generan y mantienen los campos magnéticos de las galaxias, los astrónomos esperan aprender una o dos cosas de este nuevo mapa, para así aplicarlo a nuestra locación cósmica: la Vía Láctea.

Lee también: Astrónomos descubren una enorme “muralla” de galaxias cerca de la Vía Láctea

“La galaxia NGC 4217, en particular, despierta nuestra interés. Esta imagen muestra claramente que, cuando pensamos en galaxias similares a la Vía Láctea, no tenemos que olvidar que estos cúmulos cuentan con campos magnéticos masivos”, aseguró Yelena Stein, astrónoma y física del Centro de Donées astronomiques en Francia a ScienceAlert.

Los campos magnéticos son fuerzas invisibles que fuerzan a las partículas que son magnéticamente sensibles. Pueden ser generadas por imanes pero también por corrientes eléctricas y campos eléctricos cambiantes.

Y aunque dichas fuerzas sean invisibles, esto no significa que no sean detectables. Los astrónomos tienen una forma bastante inteligente de detectar los campos magnéticos de las galaxias distantes gracias a los rayos cósmicos; los cuales consisten de partículas subatómicas que viajan a fracciones significantes de la velocidad de la luz a través del espacio.

Lee también: ¿Estamos solos?: Estudio asegura existencia de 30 civilizaciones extraterrestres activas en nuestra galaxia

Cuando los rayos cósmicos aceleran producto de las ondas remanentes de las supernovas, pueden llegar a alcanzar la velocidad de la luz. Luego, estos relativistas electrones se pegan a las líneas de los campos magnéticos, generando ondas de radio llamadas emisiones de sincrotrón.

Dichas señales pueden ser detectadas en la Tierra, para así reconstruir un campo magnético. Dicha técnica se aplicó en el observatorio radial Karl G. Jansky ubicado en Nuevo México, para posteriormente ser confirmada en otro observatorio ubicado en Los Países Bajos, resultando en la espectacular imagen.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias