Estar en la naturaleza entrega un sentimiento de tranquilidad a las personas. Los paseos en parques alejados de las urbes donde se puede respirar aire limpio y estar rodeados de árboles, aromas y animales crean un sentimiento de felicidad prolongado; lo que es importante en el desarrollo integral de los niños.

Ésto no es sólo una suposición en base a experiencias empíricas. La periodista de CNN, Kristen Rogers ahondó en la ciencia de la felicidad que provoca la cercanía con la naturaleza. 

Un hecho científico

Gran parte de la investigación sobre cómo la interacción con la naturaleza afecta los comportamientos ecológicos y la felicidad se centra en adultos. Sin embargo, un estudio publicado el miércoles en la revista Frontiers in Psychology, los investigadores examinaron el impacto de la “conexión con la naturaleza” de un grupo de niños en sus comportamientos sustentables y nivel de alegría.

Este enlace con el medioambiente fue definido por los investigadores como una “característica humana que trata sobre pensar y sentirse emocionalmente conectados con todos los elementos del entorno natural, y como consecuencia sentirse más felices”.

En un aula de una ciudad de México, casi 300 niños de entre 9 y 12 años respondieron un cuestionario que medía su vínculo con la naturaleza, los comportamientos ecológicos y sus emociones positivas.

Lee también: Estudio evidenció riesgo de cáncer para niños expuestos a contaminantes en las zonas de sacrificio

Los investigadores descubrieron que los niños que se sentían conectados con la naturaleza, sintiendo placer al ver flores silvestres y animales, escuchando sonidos de la naturaleza, se involucraban en acciones altruistas.

Estos niños cuidaron activamente el medio ambiente reciclando, reutilizando objetos y ahorrando agua. También tenían más probabilidades de decir que creían en la igualdad entre sexos, razas y condiciones socioeconómicas. Finalmente, los jóvenes también obtuvieron puntajes altos en la escala de felicidad de la prueba.

Investigaciones previas han arrojado que tales comportamientos están correlacionados con una conducta que ayuda a cuidar el planeta durante una época de crisis ambiental, lo que establece a estos niños como futuros custodios de la naturaleza, según los expertos.

“Son futuros consumidores de productos, empresarios, tomadores de decisiones, trabajadores y, dependiendo de la educación ambiental recibida, su conexión con la naturaleza, la conciencia ambiental y los valores ambientales también son el futuro del medio ambiente”, dijo la Dra. Laura Barrera- Hernández, autor del estudio y profesor del Instituto Tecnológico de Sonora en México.

“Los niños necesitan modelos a seguir que puedan guiarlos suavemente hacia la naturaleza con entusiasmo, optimismo y una actitud de aprendizaje permanente”, dijo Miyuki Maruping, profesora de jardinería en la Escuela Waldorf de Atlanta, que no participó en la investigación.

La educación Waldorf enfatiza las artes, la imaginación, el movimiento y la naturaleza. Las “guarderías forestales”, que se ofrecen en varios lugares del país, ofrecen jardinería, caminatas y caminatas por la naturaleza y otras oportunidades al aire libre durante tres horas al día, llueva o truene.

Lee también: Encuesta digital revela que el 28% de los menores de edad en Chile han sido testigos de Ciberbullying

“No tenemos que ser expertos en ciencias ambientales o estudios de la naturaleza. Lo que es más importante es que pasamos tiempo juntos con los niños explorando la curiosidad en un ambiente divertido y seguro”, dijo Maruping.

Esto no se reduce exclusivamente a los niños. Un estudio de 2015 mostró que las personas que se relacionan con la naturaleza recurren menos a pensamientos negativos. Además, un servicio de salud del gobierno en Escocia está tan convencido de los beneficios del medioambiente para la salud mental y física que alienta a los médicos a dar “recetas naturales” para ayudar a tratar la presión arterial alta, la ansiedad y la depresión.

“Muchos estudios muestran que incluso las interacciones pasivas con la naturaleza nos devuelven al curarnos de problemas de estrés, ansiedad y ayudarnos a enfocarnos mejor”, dijo la Dra. Tina Cade, profesora de horticultura en la Universidad Estatal de Texas, quien no estuvo involucrado en la investigación. 

“Otros estudios han demostrado que la participación activa en los jardines puede ayudar a los niños a comer mejor, hacer más ejercicio, tener mejores actitudes hacia la escuela y las relaciones interpersonales“, concluyó Cade.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias