El concepto de la felicidad en Bután tiene un significado más profundo que en los demás países. Se trata del primer lugar del mundo que ha transformado la búsqueda de la felicidad en una política estatal. Para esto, han cambiado la medición tradicional del Producto Interno Bruto (PIB) por el de Felicidad Nacional Bruta (FNB).

Desde principios de 1970, el Reino de Bután ha fomentado el bienestar de la población por encima del desarrollo material. Es una cultura que concibe la felicidad como un fenómeno colectivo y que debe ser sostenible desde el punto de vista ecológico. Esto, a través de una forma equitativa que sea capaz de lograr una distribución justa y razonable de bienestar entre las personas.

Lee también: Vivianne Ming, la científica que convirtió a su hijo en un cíborg estará presente en Congreso Futuro 2021

Uno de los expositores del Congreso Futuro 2021 es Karma Tshiteem, el ex-secretario de la Comisión Nacional Bruta de Bután. Una de sus labores en este cargo ha sido examinar la creación de este organismo y los cuatro pilares de la filosofía de la felicidad nacional bruta: desarrollo socioeconómico sostenible, preservación y promoción de la cultura y las tradiciones, buena gestión pública y conservación del medio ambiente.

Tshiteem ha trabajado en el Banco Mundial y ha representado a Bután en el Grupo de Trabajo Abierto de las Naciones Unidas sobre el Programa de Desarrollo para el período posterior a 2015. Además, es miembro de la junta directiva y del cuerpo docente del Real Instituto de Gobernabilidad y Estudios Estratégicos, así como miembro de la junta directiva de la Real Academia.

Lee también: Jocelyn Dunstan, la científica chilena que busca disminuir la incertidumbre a través de algoritmos

“Creo que el PIB de la felicidad puede ser aplicado en Chile, y en todos los países, por una razón muy simple. Nosotros en Bután tenemos la idea de que la gente en todas partes quiere ser feliz”, ha expresado Tshiteem.

El expositor del panel “Indicadores en jaque” asegura que si la gente quiere ser feliz, entonces es importante que los gobiernos conduzcan sus focos en los aspectos que realmente permitan a la gente vivir una vida feliz.

“El problema es que existen diferentes modelos de desarrollo. Hay veces que los gobiernos sólo se enfocan en los trabajos o en el crecimiento económico. Pero no se dan cuenta de que si no se enfocan en áreas como las comunidades o la cultura, la gente se pierde”, declaró Tshiteem.

El país más feliz del mundo

Bután es uno de los países más pequeños del planeta Tierra: Tiene 750 mil habitantes, una superficie de 38 mil kilómetros cuadrados y cuyo 70% es área forestal. Por el protagonismo de su área natural, se preocupan de su conservación y no tienen problemas con imponer restricciones económicas para limitar el flujo de turistas y prevenir el deterioro ambiental.

Durante siglos esta nación se ha propuesto defender su cultura a toda costa, por lo que recién en los años 70 se abrió al turismo extranjero, aunque intentan limitar el número. Pese a que la televisión e internet fueron permitidas desde 1999, hoy es más común que en su capital, Timbu, los jóvenes utilicen redes sociales.

Lee también: Lo mejor de Congreso Futuro: ¿Cómo serán los robots en el futuro?

El 75% de la población es budista y la religión está completamente integrada en la música, teatro, danza y cualquier tipo de arte. Una de sus tradiciones milenarias es plantar árboles, ya que simbolizan larga vida, belleza y compasión. Es una costumbre tan popular, que Bután entró en la lista Guinness por romper un récord al plantar 50 mil árboles en tan sólo una hora durante 2015.

No te pierdas la completa cobertura del evento que realizarán Futuro 360, CHV Noticias y CNN Chile a través de sus redes sociales.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias