Desde hace algunos años el paté de jaiba emprendió su viaje por los paladares chilenos y extranjeros. De textura granulada y color rosáceo, este alimento se ha instalado como uno de los productos gourmet del momento.

Sin embargo, en 2017 una de las empresas ubicadas en aguas chilotas, alertó que su producción estaba conteniendo una anormalidad. Nada dentro del proceso, hizo prever que la situación, fue una forma “no tradicional” de descubrir una nueva especie en Chile.

La aparición de unos puntos negros en el producto, fue llevado directamente a Luis Miguel Pardo, científico residente en el Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas de la Universidad Austral de Chile, e investigador del Centro Investigación de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL), quien luego de un par de años comprobó la existencia de una nueve especie de anfípodo.

Lee también: ¿En qué consiste el plan para convertir a Chile en líder mundial de hidrógeno verde?

“El día que observé a la lupa al espécimen reconocí rasgos generales del grupo familia, pero no a la especie. Había características que no había visto antes”, detalla a Desafío Tierra el investigador.

Pardo explica que posteriormente, realizaron muestras en micrografía electrónica de barrido en la Unidad de Microscopia de la Universidad Austral para tener más detalles, pero tampoco pudieron establecer su identidad específica. “Los anfípodos son un grupo muy diverso y por tanto, difícil de trabajar en su identificación”.

Lee también: Se buscan más de 1.500 líderes para combatir al cambio climático en Chile: Únete a “Reacciona por el clima”

Para avanzar en la investigación, se contactó con su colega Jorge Pérez-Schultheiss curador del Área de Zoología de Invertebrados del Museo Nacional de Historia Natural, y uno de los especialistas del grupo en Chile. “Él realizó el trabajo taxonómico fino y determinó que era una nueva especie para la ciencia, al compararlo con especies similares en el mundo”, puntualiza Pardo.

Finalmente, los resultados fueron publicados en la revista científica internacional Zootaxa y el nuevo anfípodo fue oficialmente bautizado con el nombre de “Isaeopsis chiloensis”.

Nuevas especies

Los anfípodos, son crustáceos comunes en casi todos los ecosistemas marinos dulceacuícolas e incluso, terrestres. Sin embargo, suelen pasan desapercibidos debido a su pequeño tamaño, que rara vez supera los 10 mm. Se caracterizan principalmente, por la ausencia de un caparazón externo y por su cuerpo comprimido lateralmente.

Se trata de animales muy importantes en los ecosistemas de los que forman parte, ya que desempeñan una diversidad de funciones ecológicas. Existen alrededor de 8.000 especies de anfípodos en todo el mundo, pero es frecuente el descubrimiento de especies nuevas.

Lee también: Estudio descubre que los huracanes se vuelven cada vez más peligrosos debido al calentamiento global

“Una especie nueva, se establece cuando nosotros la reconocemos en la naturaleza y las comparamos con las ya descritas anteriormente, probablemente estaba ahí hace millones de años, pero nosotros no la habíamos identificado como una unidad biológica independiente“, asegura Pardo.

Comenta que cada año se descubren miles de ellas, la gran mayoría invertebrados de grupos pequeños, como el anfípodo en el sur del Chile. En cambio, la descripción de vertebrados es menos frecuente, y la de mamíferos es excepcional.

“En lo personal, esta es la cuarta especie en la que participo para una descripción de especie en mi carrera, y siempre es reconfortante contribuir al reconocimiento de la diversidad“, expresa el investigador del Centro IDEAL.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias