La nueva nave “caza planetas” de la NASA ya ha descubierto su tercer cuerpo celeste fuera del sistema solar, solo a 3 meses de haber iniciado sus operaciones. El exoplaneta en cuestión, se encontraría relativamente cerca, ya que orbita una estrella que se encuentra 53 años luz. Lo cual, según The Verge, abre las posibilidades de estudiarlo más exhaustivamente.

El nombre del nuevo satélite de la organización astronómica es TESS, el cual es no es más grande que un refrigerador y fue lanzado a orbitar la Tierra en abril del 2018. Este vehículo es el sucesor de la nave espacial Kepler, que llegó a recorrer más de 100 millones de kilómetros, descubriendo más de mil exoplanetas distantes.

A Kepler se le agotó el combustible en octubre del año pasado, poco después de que la misión de explorar otros sistemas solares de TESS comenzara. Ambas máquinas funcionan de la misma forma: Observan pequeños puntos,  se encuentran frente a estrellas distantes. Dichos puntos son planetas que momentáneamente bloquean el paso de la luz generada por los gigantes gaseosos.

Lee también: Astronomía y energías renovables son algunas de las áreas que abren nuevos espacios para los jóvenes profesionales chilenos

Sin embargo, la nueva nave de la NASA tiene una misión diferente a la de su antepasado. Kepler buscaba en un trozo inexplorado del cosmos con la esperanza de encontrar la mayor cantidad de exoplanetas posible. Estos mundos estaban increiblemente lejos, tanto que eran imposibles de analizar o explorar. Por otra parte, el objetivo de TESS es encontrar cuerpos celestes cercanos a la tierra, para facilitar su estudio.

Lo anterior implica que cada vez podremos conocer más de la composición y atmósfera de planetas anteriormente desconcidos. Diana Dragomir, profesional del Instituto Kavli de Astrofísica e investigación espacial perteneciente al MIT, responsable del descubrimiento realizado por TESS, en conversación con la revista de cienicas declara: “La importancia de este sistema solar y lo que lo hace único, es lo cerca que queda de nosotros. Esto nos permite estudiarlo en detalle, midiendo la masa de los planetas y detalles sobre la estrella”.

Sobre el planeta descubierto

En septiembre del año pasado, NASA había encontrado a dos posibles candidatos para ser sujetos de estudio. Se trataba de dos pequeños planetas que lograban completar la órbita de su estrella en pocos días. Sin embargo, este nuevo planeta resulta mucho más interesante para los científicos de la agencia estadounidense.

Lee también: El científico del momento: José Maza busca que la astronomía llegue a todos los chilenos

Tal y como los dos primeros cuerpos celestes descubiertos, este planeta orbita una enana, un tipo de estrella mucho más pequeña y débil que nuestro sol. Pero la distancia entre este mundo y su anfitrión es mucho mayor, tarda 36 días en dar una vuelta alrededor de la bola de gas.

Dragomir, asegura que los estudios que ha realizado concluyen que la temperatura del planeta bordea los 148°C. “No mucho más alto que la temperatura a la cual hierve el agua” declaró la científica a cargo de este descubrimiento. “Esto nos entrega la posibilidad de observar dentro de la atmósfera” concluyó.

Con respecto al tamaño del exoplaneta, este sería 23 veces más grande que la Tierra, siendo de un tamaño similar al de Neptuno, pero  muchísimo más denso. Sin embargo, Dragomir afirma que no existe posibilidad de habirtarlo, ya que “lo más probable es que sea un cuerpo celeste gaseoso“.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias