Después de 70 años, vuelven a encontrar a los perros cantores - (00:43)
{"multiple":false,"video":{"key":"b47pNcX7Nd","duration":"00:00:43","type":"video","download":""}}

Hace 8 años, Tessa Campbell escuchó la historia de un verdadero “perro lanudo”. 

En 2012, Wayne W. Williams, un anciano de las Tribus Tulalip, donó materiales al Centro Cultural Hibulb en la reserva tribal del Estado de Washington. Williams aseguró a Campbell, curadora en jefe del museo, que su donación incluía una manta de lana de perro. 

Los tejedores encargados de examinarlo no terminaban de convencerse, sospechando que era lana de una cabra de montaña. Pero una examinación, hecha bajo un microscopio de electrones realizado por la Universidad de Victoria, British Columbia, aseguró lo contrario. 

Lee también: Experimento concluye que el cerebro de los perros no reconocería rostros humanos

La manta, que data de 1850, estaba hecha con lana de perro. Así se daba evidencia científica a las historias transmitidas por tradiciones de los indígenas de la Costa Salina, acerca del pelaje de una raza canina que era utilizada para este tipo de confecciones. 

Un estudio publicado en Journal of Anthropological Archeology, añade la existencia de la industria encargada de producir lana de perro y sus ancestrales raíces. El análisis realizado por Iain McKechnie, un zoo-arqueólogo del Instituto Hakai, y otros dos coautores examinó información recolectada a lo largo de 55 años y en más de 16.000 especies de perros de Noroeste Pacífico. 

Los resultados sugieren que la gran mayoría de los huesos, que pertenecían a las familias de los cánidos y que fueron encontrados en más de 210 sitios arqueológicos de la Costa Pacífico, de Oregon hasta Alaska, no pertenecían a lobos salvajes, coyotes o zorros. Se trataba más bien de perros domésticos, incluyendo unos pequeños y lanudos, criados de esta manera debido a su alto pelaje. 

Lee también: ¿Pueden las dietas especiales proteger la salud de los perros mayores?

Y aunque las culturas indígenas del Noroeste Pacífico están asociadas con la cosecha de salmón y almejas, sus animales de compañía terrestres son, hasta ahora, desconocidos. El informe destaca su olvidada habilidad de criar exitósamente animales, particularmente a perros, por su lana.

Estos pequeños caninos no eran peinados como sus contemporáneos, sino que trasquilados como las ovejas. Sin embargo, según el New York Times con la colonización habrían llegado los textiles importados, por lo que la demanda por su lana disminuyó y la raza no se siguió cruzando, hasta llegar a extinguirse. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias