Salud de bacterias podría afectar respuesta frente al COVID-19 - (02:24)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVsvVEBZSj","duration":"00:02:24","type":"video","download":""}}

A residentes de una ciudad en Texas, Estados Unidos, se les prohibió beber del agua potable luego de que una rara ameba “come-cerebros” fuera descubierta en las reservas de agua pública.

La Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ) advirtió a las compañías de agua locales que un extraño microbio llamado Naegleria fowleri logró contaminar el vital elemento en la localidad. 

Estas amebas, que son organismos unicelulares, se pueden encontrar en agua dulce. Pero si logran entrar a través de la nariz, pueden gatillar una fatal enfermedad al cerebro llamada meningoencefalitis amébica, de acuerdo al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). 

Lee también: Analizan ADN del primer hongo usado para crear la primera penicilina: podría combatir la resistencia bacteriana

El órgano asegura que gran parte de las muertes provocadas por esta condición ocurren luego de que los afectados nadan en agua dulce, pero “en contadas ocasiones, las infecciones por Naegleria pueden ocurrir cuando el agua contaminada de otras fuentes (tales como piscinas mal mantenidas, o agua potable tibia y contaminada) entra por la nariz”. 

Los síntomas incluyen convulsiones, vómitos, y alucinaciones. Las víctimas pueden llegar a morir en el plazo de una semana, según afirma la CDC. 

El pasado sábado, el TCEQ anunció que el consejo fue levantado para todas – excepto ocho comunidades del área de Lago Jackson, una ciudad de 27.000 residentes que sigue con restricciones de beber agua potable – a menos que esté hervida. 

Lee también: Confirman que muertes de elefantes en Botsuana se deben a cianobacteria tóxica

De hecho, el aviso original pedía no utilizar agua de la llave para nada que no fuera descargar el inodoro. 

Según Business Insiderlas autoridades comenzaron a probar los sistemas de agua de la ciudad luego de que un niño de seis años, llamado Josh Mcintyre, muriera tras estar en contacto con el microbio. 

Una muestra de agua de la casa del difunto infante demostró la presencia de la ameba. De acuerdo a Associated Press, las muertes por la enfermedad son bastante raras en Estados Unidos. 

Contaminaciones por Naegleria fowleri en fuentes públicas han sido encontradas en Australia y Pakistán.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias