Oscar Silva es el chileno que inventó una mascarilla de cobre antibacteriana, una idea que surge a partir de las infecciones intrahospitalarias. Sin embargo, esta creación ha tomado un nuevo sentido producto del estallido social y la constante amenaza global del coronavirus.

En una entrevista telefónica con Radio ADN, Silva aseguró haber creado una máquina que trabaja el cobre hasta crear una tela “tan delgadita como un cabello”. Al momento de patentar la idea junto a su hijo, se percató cuenta así que eran los únicos en el mundo en crear una tela de cobre antibacteriana.

Lee también: Juan Pablo Cid: El profesor de química chileno que reorganizó la tabla periódica en pos de la educación

Si bien la venta del producto ha sido fructífera para el chileno, la mayoría de sus compradores son de profesionales del área de la salud de Shanghai y Japón.

“En Chile es donde menos vendo”, a pesar de que en las manifestaciones que se han mantenido constantes desde el estallido social de octubre de 2019 se ocupe una gran cantidad de mascarillas de papel.

“Las nuestras (…) matan los virus. Soy chileno, ese es el problema mío. Aquí soy poco conocido“, reclamó Silva, cuyas mascarillas tienen un costo que ronda los $1.000, siendo lavables y reutilizables.

Lee también: Pionero en Latinoamérica: Chile es el tercer país en implementar exitoso plan de reciclaje de plástico

Silva afirmó que existen diferentes empresas internacionales que han mostrado interés en sus productos, pero que ninguno ha ofrecido el dinero suficiente como para vender su idea.

El producto se puede comprar en línea en el siguiente enlace, o en las instalaciones de CoureTex, ubicadas en el cerro Los Placeres, Valparaíso.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias