{"multiple":false,"video":{"key":"oVnVijTwaR","duration":"00:01:27","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – COVID-19: Hablar en voz alta reduce el efecto de las mascarillas (01:27)

Una nueva y dramática visualización muestra exactamente por qué es una buena idea usar una mascarilla para evitar la propagación del COVID-19, enfermedad producida por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Sin una mascarilla, las gotas expulsadas al toser pueden viajar casi 4 metros, reveló la visualización, pero con la protección facial, esta distancia se reduce a solo unos pocos centímetros en los mejores casos, lo cual releva también la importancia de la distancia social incluso al usar mascarilla.

Lee también: Investigación muestra cómo el coronavirus SARS-CoV-2 puede propagarse al hablar

La simulación, que se describió este 30 de junio en la revista Physics of Fluids, también revela que algunas mascarillas de tela funcionan mejor que otras para detener la propagación de gotitas potencialmente infecciosas.

Las imágenes utilizadas en este estudio pueden ayudar a transmitir al público en general la razón de directrices y recomendaciones para el uso de mascarillas y distanciamiento social“, explicó en un comunicado el autor principal del estudio, Siddhartha Verma, profesor asistente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Universidad de Florida Atlantic.

El experimento

Para simular una tos, los investigadores conectaron la cabeza de un maniquí a una máquina de niebla (que crea un vapor de agua y glicerina), y usaron una bomba para expulsar el vapor a través de la boca del muñeco. Luego visualizaron las gotas de vapor usando una “lámina láser” creada al pasar un puntero láser verde a través de una varilla cilíndrica. En esta configuración, la tos simulada aparece como un vapor verde brillante que fluye desde la boca del maniquí.

Posteriormente, los investigadores ocuparon varios tipos de mascarillas no médicas en la cabeza del maniquí para probar su efectividad para bloquear la tos. Estos incluían una máscara casera cosida con dos capas de tela de algodón utilizada para acolchar (con 70 hilos por pulgada), un pañuelo de una sola capa, un pañuelo de algodón ligeramente doblado y una máscara de estilo cono no estéril que se vende en farmacias. Descubrieron que, sin una mascarilla, la tos simulada viajaba hasta casi 4 metros en 50 segundos.

La mascarilla de algodón cosida casera, con sus múltiples capas y su ajuste ceñido, redujo la dispersión de las gotas al máximo, aunque hubo una fuga en la parte superior de la máscara entre la nariz y el material de tela. Cuando el maniquí usaba esta máscara, las gotas viajaban solamente un un centímetro hacia adelante desde la cara. La mascarilla de estilo de cono también funcionó bien, con gotas que viajan a sólo 20 cm de la cara.

Lee también: Así es como un estornudo puede expulsar gérmenes más allá de 2 metros

Sin embargo, el pañuelo de una sola capa (hecho de un material de camiseta elástica) y el pañuelo doblado fueron menos efectivos. Las gotas se filtraron a través del material de la máscara y viajaron más de un metro con el pañuelo y más de 30 centímetros con el pañuelo.

Aún así, “aunque las mascarillas no médicas probadas en este estudio experimentaron diversos grados de fuga de flujo, es probable que sean eficaces para evitar que las gotas respiratorias más grandes” se dispersen, escribieron los autores en su artículo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias