{"multiple":false,"video":{"key":"b46JXYjJ4d","duration":"00:02:54","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – El ABC para una cuarentena segura (02:54)

Alemania tiene unos 34 mil casos de COVID-19, pero solo 171 muertes en total, según cifras del  25 de marzo. Ese número representa una tasa de letalidad del 0,5% por el nuevo coronavirus, mucho más baja que en otros países, como Francia, donde aproximadamente el 4,3% de los casos han terminado en muertes, o la de Italia con una letalidad cercana al 10%.

Esto lleva a la pregunta: ¿Por qué Alemania parece haberse librado de los casos letales del nuevo coronavirus? Tomando en cuenta que la demografía es similar a la de Italia, e incluso tienen un porcentaje mayor de población sobre los 55 años, 36% de adultos mayores versus 34% en Italia.

Lee también: La OMS estudia cuatro tratamientos que podrían derrotar al coronavirus

Al principio, cuando teníamos relativamente pocos casos, cuando se trataba de encontrarlos y aislarlos, lo hicimos bastante bien en Alemania“, aseguró Reinhard Busse, jefe del departamento de administración de atención médica de la Universidad Tecnológica de Berlín. Enviar. “Esa es la razón principal“, dijo a The Washington Post.

Algunos epidemiólogos le dijeron que las altas tasas de prueba en Alemania podrían explicar en parte la tasa de letalidad más baja, ya que más tests detectarían incluso los casos más leves.

Sin embargo, Alemania no realizó pruebas masivas, como se vio en Corea del Sur, donde se hicieron 10 mil al día, pero fue meticulosa sobre el proceso.

Una vez que un individuo dio positivo, los funcionarios alemanes rastrearon cada uno de sus contactos y procedieron a evaluar y ponerlos en cuarentena, esencialmente rompiendo las “cadenas de infección”, informó el medio.

Juventud, divino tesoro

Además, se sabe que el virus tiene impactos más severos en los ancianos, y hasta la fecha, la mayoría de los casos diagnosticados en Alemania son en individuos más jóvenes: la edad media para los casos confirmados de COVID-19 es de 47 años en Alemania, en comparación con 63 años en Italia, donde la tasa de mortalidad por coronavirus es la más alta a nivel mundial, con un 9,5%, según el Instituto Robert Koch.

Esto podría darnos pistas de lo que ocurre en Chile, donde la mayoría de los 1.142 infectados, hasta el momento, están en un rango de edades entre los 30 y 44 años, con tres muertes en adultos mayores.

Lee también: Cómo la sangre de los sobrevivientes de coronavirus podría salvar vidas

En Estados Unidos, aproximadamente 8 de cada 10 de las muertes relacionadas con el coronavirus han sido en personas de 65 años o más, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Y un estudio publicado el 18 de marzo, descubrió que la mayoría de las muertes por COVID-19 en China pertenecían al grupo de 60 años o más.

El caso alemán nos enseña que la clave parece ser el seguimiento riguroso y temprano a la cadena de contagios y el inmediato aislamiento de los individuos en esa cadena, de esta forma, se protegería a la población más vulnerable que es la de adultos mayores.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias