imagen referencial

El nuevo coronavirus no solo parece haber desafiado a los científicos durante 2020, ya que este año trajo consigo otras barreras por superar. Los ojos de los expertos están actualmente puestos en la variante del SARS-CoV-2 detectada en Sudáfrica.

Los científicos descubrieron en esta cepa una “mutación escapista”, la cual podría disminuir la efectividad de las vacunas recientemente desarrolladas. Penny Moore, profesora del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica, la calificó como “alarmante”.

Lee también: El duro llamado del jefe de la OMS: “Mi única esperanza es que haya menos politiquería sobre la salud”

E484K recibió la denominación de “escapista”, ya que se ha demostrado que podría huir de algunos de los anticuerpos producidos por las inoculaciones aprobadas y utilizadas actualmente, tales como las desarrolladas por Pfizer y Moderna.

Tememos que esta mutación pueda tener un impacto, y lo que no sabemos es el alcance de ese impacto”, enfatizó Moore. Por su parte, el virólogo del Africa Health Research Institute, Alex Sigal, reconoció estar “preocupado” respecto a esta posibilidad.

Lee también: Moderna aseguró que su vacuna protegerá contra el COVID-19 al menos un año

Diversos científicos, tales como Moore y Sigal, aún se encuentran desarrollando exámenes para ver los efectos de esta variante frente a la vacuna. Con lo visto hasta ahora, dudan de que E484K las inutilice, pero ven posible que, por sí sola o en combinación con otras mutaciones, pueda disminuir su eficacia.

Andrew Ward, virólogo estructural de Scripps Research en La Jolla, reconoció que “este virus podría estar dando los primeros pasos en un camino bastante largo hacia la resistencia a las vacunas”, ya que esta “mutación escapista”, también se encontró recientemente en una variante en Brasil.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias