A más de 6 mil 500 millones de kilómetros de la Tierra y viajando hacia el espacio interestelar, New Horizons de la NASA ha recorrido tanto que ahora tiene una vista única de las estrellas más cercanas.

“Es justo decir que New Horizons está mirando un cielo alienígena, a diferencia de lo que vemos desde la Tierra”, dijo Alan Stern. “Y eso nos ha permitido hacer algo que nunca antes se había logrado: ver las estrellas más cercanas visiblemente desplazadas en el cielo desde las posiciones que las vemos en la Tierra“, añadió.

Stern es el investigador principal de New Horizons del Southwest Research Institute (SwRI) en Boulder, Colorado, y explicó que la NASA ha usado durante mucho tiempo este “efecto de paralaje” -cómo parece que una estrella se desplaza contra su fondo cuando se ve desde diferentes lugares- para medir distancias a las estrellas.

Del 22 al 23 de abril, la nave espacial captó con su cámara telescópica de largo alcance un par de las estrellas “más cercanas” a nuestro planeta, Proxima Centauri y Wolf 359, mostrando cómo aparecen en diferentes lugares de lo que vemos desde la Tierra.

Lee también: Científicos hallan por primera vez el “quinto estado cuántico de la materia” y lo lograron en el espacio

Una manera fácil de ver el paralaje es colocar un dedo con el brazo extendido y verlo saltar de un lado a otro cuando lo ve sucesivamente con cada ojo. Del mismo modo, a medida que la Tierra gira alrededor del sol, las estrellas cambian de posición. Pero debido a que incluso las estrellas más cercanas están cientos de miles de veces más lejos que el diámetro de la órbita de la Tierra, los cambios de paralaje son pequeños y solo se pueden medir con instrumentación precisa.

Ningún ojo humano puede detectar estos cambios“, afirmó Stern. Pero cuando las imágenes de New Horizons se combinan con imágenes de las mismas estrellas tomadas en las mismas fechas por telescopios en la Tierra, el cambio de paralaje es instantáneamente visible. La combinación produce una vista en 3D de las estrellas “flotando” frente a sus campos de estrellas de fondo.

El experimento New Horizons proporciona la línea de base de paralaje más grande jamás realizada, más de 6 mil 500 millones de kilómetros, y es la primera demostración de un paralaje estelar fácilmente observable”, dijo Tod Lauer, miembro del equipo científico de New Horizons de National Optical Laboratory de investigación de astronomía infrarroja que coordinó la demostración de paralaje.

Esta animación de dos cuadros de Wolf 359 parpadea entre cada imagen de la estrella hechas por New Horizons en el espacio profundo y desde de la Tierra, ilustrando claramente la diferente vista del cielo. Foto: NASA.

La nave espacial New Horizons es realmente una misión primordial, y esta demostración de paralaje estelar no es diferente“, aseguró Kenneth Hansen, científico del programa New Horizons en la sede de la NASA en Washington. “La nave espacial New Horizons continúa alejándose de la Tierra hacia el espacio interestelar y continúa devolviendo datos nuevos y emocionantes para la ciencia planetaria”, agregó.

Trabajando en estéreo

Lauer, el científico adjunto del proyecto New Horizons, John Spencer, de SwRI, y el colaborador del equipo científico, astrofísico, guitarrista de Queen y entusiasta de las imágenes estéreo Brian May, crearon las imágenes que muestran claramente el efecto de la gran distancia entre la Tierra y las dos estrellas cercanas.

“Se podría argumentar que en la astro estereoscopía, imágenes en 3D de objetos astronómicos, el equipo de New Horizons de la NASA ya lidera el campo, ya que ha entregado imágenes estereoscópicas asombrosas de Plutón y el objeto remoto del Cinturón de Kuiper Arrokoth”, comentó May. “Pero el último experimento estereoscópico de New Horizons rompe todos los récords. Estas fotografías de Próxima Centauri y Wolf 359, estrellas conocidas tanto por los astrónomos aficionados como por los aficionados a la ciencia ficción, emplean la mayor distancia entre puntos de vista jamás alcanzada en 180 años de estereoscopía“.

Esta animación de dos cuadros de Proxima Centauri parpadea entre cada imagen de la estrella hechas por New Horizons en el espacio profundo y desde de la Tierra, ilustrando claramente la diferente vista del cielo. Foto: NASA.

Una navegación interestelar primero

A lo largo de la historia, los investigadores han utilizado mediciones de las estrellas para establecer su posición en la Tierra. Los navegadores interestelares pueden hacer lo mismo para establecer su posición en la galaxia, utilizando una técnica que New Horizons ha demostrado por primera vez. Si bien el seguimiento por radio de la Red del Espacio Profundo de la NASA es mucho más preciso, su primer uso es un hito significativo en lo que algún día podría convertirse en la exploración humana de la galaxia.

Lee también: La NASA detectó campos magnéticos que cambiaría la comprensión que tenemos del agujero negro de la Vía Láctea

En el momento de las observaciones, New Horizons estaba a más de 4.300 millones de millas (unos 7.000 millones de kilómetros) de la Tierra, donde una señal de radio, que viajaba a la velocidad de la luz, necesitaba poco menos de 6 horas y 30 minutos para llegar a casa.

Lanzado en 2006, New Horizons es la primera misión a Plutón y al Cinturón de Kuiper. Exploró Plutón y sus lunas en julio de 2015, completando el reconocimiento de la era espacial de los planetas que comenzó 50 años antes, y continuó su viaje de exploración sin paralelo con el sobrevuelo cercano del objeto del Cinturón de Kuiper Arrokoth en enero de 2019. New Horizons eventualmente abandonará el sistema solar, uniéndose a los Voyager y Pioneros en su camino hacia las estrellas.

La NASA tiene más información sobre New Horizons, en su sitio web.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias